El diputado de Promoción Económica e Social, Pablo Rivera Capón, acompañado de otras autoridades, participó este sábado en la plaza Mayor del Ayuntamiento de Lugo en la lectura del manifiesto con motivo del Día Nacional del Daño Cerebral Adquirido, celebrado cada 26 de octubre.

La Asociación de Daño Cerebral Sobrevido/Adquirido de Lugo (ADACE) también situó una mesa informativa y realizó diferentes actividades, delante del Ayuntamiento a lo largo de toda la jornada. Además, la fachada del pazo de San Marcos se tiñó de color azul con el fin de visibilizar esta dolencia.

Publicidad