La empresa monfortina Industrias Losal pierde una marca con 122 años de historia

455
0
Compartir

La empresa monfortina Industrias Losal, S.L. pierde definitivamente en vía administrativa, – aún le quedaría la jurisdiccional- su marca nacional figurativa ‘A 1899 LOSAL’, tras serle inadmitido un recurso de alzada por extemporáneo contra su denegación anterior. Así lo publica el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial BOPI de este jueves 07 de octubre de 2021.

La marca nacional figurativa ‘A 1899 LOSAL’, había sido solicitada el 23 de julio de 2020, para prendas de vestir, calzado y artículos de sombrerería comprendidos en la clase 25 de productos, siendo publicada esta solicitud en el BOPI de fecha 11 de septiembre de 2020.

Dentro del plazo de dos meses que establece la norma para presentar oposiciones por parte de terceros que puedan considerarse perjudicados por esta solicitud, la marca monfortina sufrió, justo el último día del plazo, una oposición basada en cuatro marcas comunitarias (tres de ellas figurativas) denominadas LOSAN HAPPY FASHION – LOSAN, para amparar productos/servicios de las clases 24- 25-35, oposición promovida por la empresa Comercial Losan, S.L.U., con domicilio social en la localidad de Caspe (Zaragoza)

Tras esta oposición la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) decretó un suspenso de fondo, siendo este contestado por la empresa monfortina el 08 de abril de 2021. Casi dos meses después, concretamente el 03 de junio de 2021, el BOPI publica el acuerdo de la OEPM mediante el que se estima la oposición y deniega la marca ‘A 1899 LOSAL’.

Contra esta denegación, para lo que disponía de un mes tras la publicación en dicho Boletín, la empresa monfortina Industrias Losal, S.L. representada en este procedimiento por el agente de la propiedad industrial Juan Carlos del Valle Valiente, con domicilio en Madrid, -como si en Galicia no hubiese representantes- interpuso un recurso de alzada, pero lo interpuso cuatro días tarde (07 de julio de 2021) motivo por el cual ahora le viene ser declarado extemporáneo y perdiendo por tanto la oportunidad en esta ‘segunda instancia’ administrativa de revertir el acuerdo de denegación por el de concesión.

Ahora solo le queda pelear la marca en la vía jurisdiccional, si bien se antoja harto difícil. También podrá actuar contra el agente-representante en la vía civil, porque responsabilidad presuntamente alguna si tiene. Pero lo cierto y verdad es que, al menos de momento, han perdido una marca que contaba con 122 años de historia (1899-2021) y para la que tardaron 121 años en solicitar su amparo registral ahora frustrado.

Esto no deja de ser un aviso importante para muchos empresarios y particulares que operan en el trafico comercial con marcas o nombres comercial sin tenerlos registrados en la Oficina Española de Patentes y Marcas. La marca es un bien inmaterial, que aunque no se toca puede llegar a tener más valor que la propia empresa. Téngase en cuanta como mero ejemplo la marca Zara, tasada en más de 18.500 millones de euros, con bastante mas valor que la propia empresa INDITEX titular de la misma.