Compartir

La Rede Galega de Praias sen Fume, que promueve la Consellería de Sanidad, suma este año ocho arenales en Barreiros y Cervo y un nuevo ayuntamiento, el de Chantada con la playa fluvial de Sangoñedo. Con estas incorporaciones, son ya 24 zonas de baño y 13 ayuntamientos los adheridos a este programa. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, destacó la buena acogida que está teniendo esta iniciativa para reducir el consumo de tabaco en las playas marítimas y fluviales, «unha medida que é dobremente saudable, para os usuarios e para o medio ambiente, porque axuda a manter máis limpos os areais».

Balseiro recordó que tanto la adhesión de los ayuntamientos como el cumplimiento por parte de los usuarios es voluntario, «trátase dunha campaña de concienciación e de promoción da saúde, para ir desnormalizando o consumo de tabaco, que en ningún caso é coercitiva nin ten fins recadatorios».

Las playas de Barreiros que se adhieren en la presente campaña son las de Arealonga, As Pasadas, Lóngara, Fontela- Valea, Acantilado-Remior, San Bartolo y Altar; con anterioridad ya formaba parte de la red la de Coto. En Cervo se suma la de Cubelas y ya estaba la de O Torno.

Los demás arenales de la red son los de Xilloi, Abrela, Caolín y Vidreiro en O Vicedo; Esteiro en Ribadeo, A Rapadoira en Foz, y Esteiro en Xove. Entre las playas fluviales se suma la de Chantada a la lista que integraban la de Santa Isabel en Outeiro de Rei, la del Clube de Begonte en el río Ladra, A Cova en O Saviñao, la del río Azúmara en Castro de Rei, la de Xustás en Cospeito, y el Coto da Recadeira en Mondoñedo.

Calidad de las aguas

El delegado territorial comunicó que la Consellería de Sanidad certificó la calidad de las aguas de las playas de A Mariña, otorgando la calificación de excelente a la práctica totalidad de los arenales.

El delegado explicó que se analizaron las aguas de 45 playas marítimas en los ocho ayuntamientos costeros de la provincia «e os resultados foron moi positivos, xa que todas son perfectamente aptas para o baño e de feito practicamente todas foron cualificadas de excelentes».

La Consellería de Sanidad realiza controles periódicos de la calidad de las zonas de baño que están inscritas en el censo oficial. Este programa incluye la vigilancia sanitaria de las zonas de baño mediante la inspección general de las playas y la analítica de las aguas, que se realiza en el Laboratorio de Saúde Pública de Galicia, situado en Lugo.