Compartir

La Policía Autonómica inició este fin de semana un Plan de actuación específico destinado a la inspección y control de las medidas adoptadas por las autoridades competentes para hacer frente a la crisis sanitaria provocada por la Covid-19. En base la este Plan, la Policía Autonómica destinará efectivos y recursos a controlar que se están cumpliendo las medidas vigentes para frenar la expansión de la enfermedad. Centrarán sus inspecciones en las ciudades donde la Policía Autonómica tiene sede, y en los ayuntamientos turísticos y costeros, por ser donde se prevé una mayor concentración de personas en los espacios públicos.

Los agentes actuarán preferentemente en la vigilancia del cumplimiento de los aforos en las terrazas al aire libre; en las fiestas, verbenas y otros eventos populares; y en otras concentraciones de espectáculos públicos, como atracciones de ferias o actividades de ocio.

Además, y en coordinación con las demás fuerzas y cuerpos de seguridad, trabajarán en labores de información, disuasión, control y, en su caso, propuesta de sanción ante el órgano que corresponda en establecimientos abiertos al público, centros comerciales, mercados, piscinas, hoteles, parques discotecas o vehículos de transporte. En estos espacios, trabajarán para garantizar que se cumplen las medidas sanitarias, como la distancia interpersonal, la higiene, el aforo y acondicionamiento.

El Plan hará especial hincapié en los fines de semana y vísperas de festivos, por ser las fechas en las que se concentran mayor número de personas en lugares de ocio.

Durante las inspecciones, además de las medidas ante la Covid-19, seguirán controlando el consumo de alcohol por parte de los menores o el cumplimiento de horarios de apertura y cierre.

En concreto, este fin de semana se desplegarán en horario de noche un total de 78 efectivos de la Policía Autonómica, que inspeccionarán los espacios públicos en las zonas del Barbanza, O Salnés, A Coruña, A Mariña lucense, Ourense y Val Miñor.