La subdelegada indicó que este martes la Unidad Militar de Emergencias (UME) y la BRILAT realizaron labores de desinfección en diversas instalaciones ubicadas en los municipios de Lugo, Baralla, Sarria, Bóveda, Sober y Outeiro de Rei. Trabajaron en centros especialmente críticos situados en estos municipios como son residencias de ancianos, centros de personas con discapacidad y el centro penitenciario de Bonxe.

Isabel Rodríguez destacó que se traga de un extraordinario trabajo que está llevando a cabo el Ministerio de Defensa en la provincia de Lugo, dentro de la Operación Balmis, para proteger a los colectivos más vulnerables de la propagación del COVID-19.

La UME trabajó hoy en las residencias San Vicente de Paúl, en Lugo; San Vitorio, en Baralla; Domus Vi, en Bóveda; la residencia de ancianos Nosa Señora do Carme y el Centro de atención a personas con discapacidad de Sarria y la residencia Nosa Señora do Carme, en Sober.

La BRILAT, por su parte, envió hoy a Outeiro de Rei uno de sus equipos de descontaminación para realizar las tareas de desinfección en el centro penitenciario de Bonxe.

Es la tercera jornada consecutiva en la que estas unidades del Ministerio de Defensa actúan en este tipo de instalaciones en la provincia de Lugo. Desde el domingo, la Unidad Militar de Emergencias y la BRILAT hicieron tareas de desinfección en los ayuntamientos de Foz, Ribadeo, Viveiro, Mondoñedo, Castro de Rei y Chantada, centradas también en residencias de mayores de centros de personas con discapacidad.

Publicidad