El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó que la iniciativa de la Consellería de Economía, Empleo e Industria supondrá una inversión de más de un millón de euros que se distribuyen entre ayuntamientos y entidades sin ánimo de lucro.

Diez ayuntamientos y dos entidades lucenses

En concreto, en esta provincia, de los cinco programas previstos tres de ellos fueron promovidos por los ayuntamientos de Vilalba, con Guitiriz y Abadín; Barreiros, con Mondoñedo y Foz; y Friol, con Begonte, Rábade y Outeiro de Rei.

En lo que respecta a las entidades sin ánimo de lucro, los beneficiarios y promotores de los programas integrales de empleo fueron la Asociación Empresarios de Hostelería de Lugo (Aphel) y la Confederación de Empresarios lucense (Cel), lo que muestra la implicación y compromiso del tejido empresarial de la provincia.

Balseiro subrayó un dato clave: La Consellería de Economía, Empleo e Industria atendió todas las solicitudes presentadas en la provincia, que cumplieron con todos los requisitos y, por lo tanto, el cien por cien de los ayuntamientos y entidades que se interesaron por promover esta iniciativa contaron con el apoyo de la Xunta.

Un año de duración

Los programas integrados de empleo, que tienen uno año de duración, están enfocados a la mejora de la ocupación de los desempleados estableciendo como objetivo la inserción laboral de un mínimo del 30% de sus participantes, es decir, 130 desempleados. Cada plan integrado incluye acciones personalizadas de diversa naturaleza -como información, orientación, asesoramiento y formación- combinadas con prácticas laborales.

La actuación forma parte de la Agenda 20 para el Empleo, la planificación del Gobierno gallego en materia laboral para impulsar el trabajo estable y de calidad y con la que se pretende en 2020 reducir la tasa de paro hasta el 10% con la creación de, por lo menos, 80.000 nuevos empleos.

El Gobierno gallego, a través de esta hoja de ruta, viene activando a lo largo de este año diversos programas y ayudas enfocados a ampliar las oportunidades laborales de los gallegos y gallegas como son los cursos de formación, los talleres, las lanzaderas de empleo o la iniciativa Formación a la puerta para calificar la 500 jóvenes en 30 ayuntamientos del rural.

Publicidad