La Xunta avanza en la tramitación del Plan especial del consorcio de Os Peares

1035
0
Compartir

El Consello da Xunta en su reunión de hoy jueves dio el visto bueno al Plan especial de protección, infraestructuras y dotaciones del consorcio local de Os Peares, que prevé la ejecución de distintas actuaciones con el objetivo de proteger y velar por los valores paisajísticos, ambientales y tradicionales de los cuatro ayuntamientos que integran este organismo: Pantón y Carballedo, en la provincia de Lugo, y A Peroxa y Nogueira de Ramuín, en la de Ourense. Así se desprende del documento que fue aprobado inicialmente por la Dirección Xeral de Ordenación do Territorio e Urbanismo y que ahora comienza el trámite de información pública, un período de dos meses con el que el Gobierno gallego pretende garantizar que todas las administraciones públicas y personas interesadas puedan intervenir activamente en el procedimiento y favorecer la participación.

La Consellería de Medio Ambiente, en colaboración con el Consorcio Local de Os Peares, redactó este plan especial, un instrumento de vanguardia, ya que, por primera vez abarca dos provincias distintas y cuatro ayuntamientos de excepcionales valores ambientales y paisajísticos. Dado su privilegiado enclave, se busca preservar y proteger dichos valores -así como poner de relieve su carácter tradicional-, con una actuación respetuosa con el ambiente donde priman las actuaciones de rehabilitación del patrimonio construido, promoviendo su mejora, conservación y rehabilitación de las edificaciones existentes.

Para lograr estos objetivos, el plan pretende actuar como una guía para la mejora de las condiciones estéticas, de uso y habitabilidad, estableciendo las pautas de crecimiento sostenible más adecuadas y contribuyendo de este modo a hacer más atractivo e interesante para los inversores privados todo el ámbito territorial al que se refiere.

Asimismo, el Plan especial establece una ordenación congruente con los cuatro instrumentos de planeamento general vigentes en cada uno de los ayuntamientos que abarca, sin alterar la clasificación del suelo ni incrementar las posibilidades edificatorias, y estableciendo a la vez determinaciones para la protección e integración ambiental y paisajística. En ese sentido, define las áreas de protección de los núcleos y las condiciones de edificación y rehabilitación para que se mantengan las características paisajísticas, que son las que le confieren su singular idiosincrasia tradicional.

Proyectos de urbanización

El Plan especial, que abarca una superficie de 350 hectáreas, se concentra en mantener las condiciones ambientales de los núcleos, pero también prevé varios proyectos de urbanización para mejorar las condiciones de los espacios públicos, así como el sistema viario interno que articule y fije dotaciones y equipaciones. Esos proyectos tendrán efectos positivos en la movilidad, en el espacio público y en los servicios existentes, mejorando su calidad.

A modo de ejemplo, se prevé la realización de proyectos de mejora para el viario de enlace, como la vía que va desde Os Peares a Ambasmestas, lo que enlaza Os Peares-A Granxa con los núcleos -llamados Peares- situados al lado de la estación del tren, o lo que va desde Casdavil hasta la carretera que da acceso a la parcela dotacional en la que se sitúa el centro de salud y la pista polideportiva. También se prevé la reurbanización del ámbito de la estación de ferrocarril, la integración ambiental y paisajística del nuevo puente sobre el río Miño, incluyendo los enlaces viarios en las dos riberas, así como la urbanización del enlace entre la iglesia de Nuestra Señora del Pilar y el puente del ferrocarril y de la orilla fluvial del río Búbal, para su adecuación como zona verde.

En los proyectos se tratarán aspectos que relacionan los núcleos de Casdemoure- A Regueira, O Vao, A Granxa, Os Peares, Casdavil, Soutelo, O Torrón, O Mesón, O Coitelo y Ambasmestas con su entorno y con los servicios, como la disposición de los puntos de recogida de basura, analizando la posibilidad de enterrarlos; la localización de posibles paradas de autobús; el soterramiento de las instalaciones; la pavimentación; la dotación de aparcamientos; o la disposición de una mínima y necesario mobiliario urbano.

En definitiva, el plan prevé todo un conjunto de intervenciones de mejora ambiental y adecuación de espacios públicos, así como proyectos de mantenimiento y de rehabilitación en los conjuntos ya edificados, para los que se buscará implicar también la iniciativa privada.