Foto | Ayuntamiento de Monforte de Lemos

La Xunta de Galicia, a través del delegado territorial en Lugo, José Manuel Balserio, viene de dar un nuevo tirón de orejas al alcalde de Monforte, el socialista José Tomé Roca, que se está convirtiendo en el Abel Caballero de la zona sur de la provincia de Lugo, -en lo que en ataques a la Xunta se refiere- aunque eso si, sin la mayoría absoluta de la que goza el alcalde de Vigo, aunque en verdad por lo que hace y dice así lo parezca.

Anteayer protagonizó una nueva titiritada, tras una anterior realizada con motivo de unas obras en la zona de la presa de A Pinguela, en el río Cabe, a finales del mes de febrero, en la que responsabilizaba a la Xunta por la paralización de la obra de arreglo de la presa, en concreto, al no contar con el visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente, lo que obtuvo entonces una rápida respuesta de la Xunta

En esta nueva ocasión, individualizando al adversario político en un único enemigo, para cargar sobre el los propios errores o defectos, respondiendo al ataque con el ataque. «Si no puedes negar las malas noticias, inventa otras que las distraigan», -Principios; primero y tercero -de los once- del manual de Propaganda Nazi de Joseph Goebbels, en estos nuevos tiempos ‘más en vigor que nunca’, y tras comunicarle la Xunta que le denegaba su solicitud para la declaración de la Feria Medieval como Fiesta de Interés Turístico de Galicia, se despachó -‘en base a dichos Principios’- con el lacónico «estou convencido de que a Xunta non nos concede a declaración de Festa de Interese Turístico de Galicia porque o PP non goberna neste Concello»

Estas declaraciones motivaron que la Xunta saliese al paso rápidamente para darle un nuevo tirón de orejas a través de un comunicado firmado por delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, mediante el que se le recuerda al alcalde, en primer lugar, que «Monforte de Lemos, como o conxunto da Ribeira Sacra, está moi presente na política turística do Goberno galego, tanto na promoción da súa oferta como na programación de actividades de dinamización»

Y en segundo, si la Xunta le denegó la declaración de la Feria Medieval como Fiesta de Interés Turístico de Galicia, fue porque, “avaliada a documentación que presentou o concello de Monforte, a Xunta constatou que a Feira Medieval non cumpre o requisito da antigüidade fixado na normativa que regula a concesión de Festas de Interese Turístico de Galicia, ao poder xustificar só 15 edicións e non os 20 anos mínimos de celebración ininterrompida que indica o decreto». «Igualmente, -se señala en el comunicado- valorados conxuntamente os requisitos e criterios da normativa, resolveuse que non cumpre coa excepcionalidade de dispensa desta antigüidade, nin foi xustificada tal causa»

Al respecto, -se insiste-, esta declaración de denegación «axústase a un marco normativo concreto» y al procedimiento por el que se realiza «actuando sempre con homoxeneidade, igualdade de condicións e transparencia».

Y ya más concretamente, en lo referente a las declaraciones vertidas por el alcalde de la ciudad del Cabe, -«estou convencido de que a Xunta non nos concede a declaración de Festa de Interese Turístico de Galicia porque o PP non goberna neste Concello»- el comunicado concluye que «non hai lugar para a sospeita, xa que se aplican os mesmos criterios en todos os expedientes e a proba é que entre os últimos recoñecementos de Festas de Interese Turístico figuran as Alfombras Florais de Bueu e a Semana Santa de Betanzos, ambas localidades gobernadas por diferentes partidos políticos»

Publicidad