El director xeral de Energía y Minas, Ángel Bernardo Tahoces, destacó hoy en Lugo el peso que la provincia va a tener en el desarrollo del sector eólico gallego en los próximos años al incrementarse su potencia en un 23%.

Tal y como explicó, la provincia cuenta en la actualidad con un total de 65 parques eólicos con una potencia instalada de 1.590 MW que se verán incrementados con la puesta en marcha de otros 15 que supondrán 374,6 MW más. También se ejecutarán 10 líneas de alta tensión y una subestación colectora.

Ángel Bernardo Tahoces señaló la importante oportunidad que tiene Galicia, en el eólico, tras las subastas realizadas que permitirán desarrollar alrededor de 700 MW en la Comunidad, más de la mitad programados en la provincia de Lugo.

Estos 15 nuevos parques forman parte de la más de veintena que han sido declarados de especial interés, una nueva figura que introduce la Ley de implantación empresarial y que permite la tramitación prioritaria de estas actuaciones, así como la reducción a la mitad de los plazos necesarios para obtener las autorizaciones preceptivas para la construcción de los parques, manteniendo siempre todas las garantías jurídicas, técnicas y medioambientales. El objetivo es que se ejecuten en Galicia proyectos de energías renovables en el marco de las subastas del Estado, toda vez que deben estar en funcionamiento antes de 1 de enero de 2020.

Con la implantación de estos nuevos proyectos en los que las empresas invertirán 405,7 millones de euros, Lugo contará con la creación de más de 5.500 empleos durante su construcción y 75 con su puesta en marcha, y los ayuntamientos recaudarán cerca de 21 millones de euros durante toda su explotación.

El director xeral, destacó que Norvento, con 7 parques, es el promotor con mayor número de proyectos en la provincia, mientras que Gas Natural Fenosa con 176 MW es lo que más potencia pretende desarrollar. La mayoría de los parques, 9 en total, abarcan más de un ayuntamiento. En este sentido destacó el de ‘Cadeira’ que beneficiará a Mondoñedo, Lourenzá, Trabada, A Pontenova y Riotorto. Mondoñedo, por su parte, es el ayuntamiento donde se realizarán un mayor número de proyectos: seis parques eólicos en total.

La Xunta apuesta por el desarrollo de las energías renovables y, en concreto, de la eólica, ya que supone una oportunidad en materia de empleo y generación de riqueza y crecimiento económico. Así, el Gobierno gallego trabaja para introducir mejoras tecnológicas en los proyectos y que los nuevos parques entren en funcionamiento dentro de los plazos establecidos.

Publicidad