La Xunta de Galicia entregó desde marzo del pasado año 25 viviendas de promoción pública ubicadas en A Tinería, logrando que a día de hoy el nivel de ocupación en los inmuebles del Instituto Galego da Vivenda e Solo (IGVS) en el Casco Histórico de Lugo sea prácticamente pleno. Igualmente, entregó la totalidad de los bajos, algunos ya con negocios en marcha y otros en tramitación -entre ellos los adjudicados al ayuntamiento de Lugo-.

En este área la Xunta dispone de 82 viviendas y tan sólo quedan por adjudicar dos, reservadas para personas con movilidad reducida. Asimismo, hay otras dos de nueva construcción que ya están finalizadas pero a la espera de que el ayuntamiento de Lugo remita la licencia de primera ocupación, por lo que serán adjudicadas tan pronto se reciba.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, hizo ayer entrega de una de las últimas viviendas disponibles en A Tinería, en Recanto do Miño 7; se trata de un piso de dos plantas que tiene una superficie de 85 metros cuadrados. También entregó las llaves de otra vivienda ubicada en la calle Fermín Rivera.

En relación al barrio de A Tinería, subrayó que la Xunta «está apostando por la transformación de este espacio, crucial para la ciudad», y continúa impulsando proyectos como la rehabilitación de cuatro nuevos edificios para viviendas, con una inversión de más de 1 millón de euros; las iniciativas para recuperar el pazo de Doña Urraca -que acogerá la oficina de turismo- y la Casa Torre Medieval, o la oferta que lanzó para comprar inmuebles que estaban en manos de particulares, para lo cual destinó 500.000 euros.

Balseiro recordó que la entrega de viviendas de promoción pública es un proceso continuo que la Xunta de Galicia tiene en marcha a lo largo de todo el año, según se vayan produciendo las vacantes.

Las personas interesadas en optar a alguna de estas promociones pueden inscribirse en el Registro Único de Demandantes de Vivenda de la Comunidad Autónoma, accesible tanto a través de la sede electrónica como en las oficinas del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS).

Publicidad