La Consellería de Política Social viene de impulsar un plan de apoyo a la dependencia que supone incrementar en un 7,5% las horas del Servicio de Ayuda en el Hogar (SAF) para personas en situación de dependencia en la provincia de Lugo y la creación de una nueva prestación, el Bono Autonomía en Residencia.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó este lunes en rueda de prensa que la Consellería ha previsto volver a reforzar el Servicio de Ayuda en el Hogar en los ayuntamientos lucenses con un incremento de cerca de 134.000 horas anuales del que se beneficiarán todas las comarcas.

Balseiro recordó que actualmente la Consellería sufraga en la provincia 1.795.980 horas al año, que dan atención la cerca de 4.000 usuarios (3.743 contabilizados en el segundo trimestre del año) y significan una inversión de 13,2 millones de euros (13.227.900 euros el pasado año). Con este aumento, la Xunta financiará en Lugo cerca de 2 millón de horas de prestación anuales (1.929.807).

La distribución de más horas entre los ayuntamientos tendrá efectos inmediatos. La previsión de la Xunta es que este verano se alcance la ejecución total de las horas, es decir, que estén asignadas la algún beneficiario.

El delegado territorial afirmó que el SAF es uno de los recursos mejor valorados por las personas con dependencia, el más demandado por la población mayor que necesita algún tipo de ayuda así como por sus familias cuidadoras, y representa más del 32% de las prestaciones totales del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD).

La apuesta de la Consellería de Política Social por este tipo de servicios para las personas dependientes es clara y decidida y, por eso, lleva ya nueve años incrementando la prestación del SAF en toda Galicia.

Además, desarrolló diversas mejoras en la gestión de la asignación del servicio a través de la puesta en marcha del módulo extranet a los ayuntamientos y del Programa de Asignación de Recursos. El aumento en el presupuesto y en la tramitación de estas prestaciones permitió el incremento del número de personas beneficiarias, junto con la agilidad en la asignación del servicio.

Balseiro señaló que el objetivo del Gobierno gallego es superar las 60.000 personas con atención antes de que finalice el presente año en el conjunto de la comunidad, «una cifra nunca antes conseguida». Este reto, avanzó, llevará consigo una inversión de 21 millones de euros y supondrá «adelantar dos años un objetivo que inicialmente se fijó para toda la legislatura». En concreto, a partir del próximo mes de septiembre se incorporarán de manera progresiva en Galicia 4.000 nuevas personas como beneficiarias de los recursos públicos de prevención y cuidado de la dependencia.

Publicidad