La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda publicó en la Plataforma de Contratos Públicos de Galicia la licitación de las obras de acondicionamiento del paseo peatonal del entorno del monasterio cisterciense de As Bernardas de Ferreira de Pantón. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, explicó hoy durante una visita a la localidad que los trabajos fueron licitados por 256.200 euros y tienen un plazo de ejecución estimado de tres meses. Las empresas interesadas en presentar ofertas pueden hacerlo hasta el próximo 7 de abril.

El proyecto le da continuidad a las actuaciones de urbanización y adecuación de este entorno realizadas a lo largo de los últimos años, ya que servirá para completar el paseo situado frente al monasterio, enlazando el núcleo de Ferreira con la plaza do Curro. Se actuará a lo largo de unos 770 metros que forman parte de la red viaria municipal de Pantón.

Está previsto mejorar un tramo en curva que carece de acera en una de las márgenes, además de tener un muro muy próximo a la carretera que dificulta el paso de los peones y la visibilidad para los vehículos. La cesión de una porción de terreno por parte de un propietario permitirá derribar el muro y disponer de espacio para construir una acera de piedra, en concordancia con las del resto del trayecto. Posteriormente se levantará otro muro de piedra, igual que los que ya hay en el tramo, para delimitar la zona.

También se pavimentará la calzada con aglomerado en caliente -a la altura de la recta frente al monasterio y en la plaza do Curro-; y se habilitarán pasos de cebra y señalización horizontal y vertical. Se instalará alumbrado público y sistema de evacuación de aguas pluviales, y se llevarán a cabo las actuaciones precisas para adecuar las canalizaciones eléctricas y de telecomunicaciones.

Arias destacó el impulso de la Xunta la esta zona y recordó que la finales del año pasado la Axencia de Turismo de Galicia firmó un convenio con la comunidad cisterciense del Divino Salvador con el fin de adquirir mobiliario para el hospedaje en el monasterio de Santa María de Ferreira de Pantón, donde la Administración gallega ejecutó obras para acondicionar una hospedería y un espacio multifuncional que podrá acoger información divulgativa de la Ribeira Sacra y del monasterio, declarado de Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1975.

Publicidad