La Xunta mejora las pistas, los cortafuegos y las infraestructuras preventivas de Folgoso do Courel

Las obras que se ejecutaron abarcaron una superficie total de 84,8 hectáreas, situadas en montes de las parroquias de San Silvestre, San Vicente, Santa María y San Xoán

509
0
Compartir

La Xunta de Galicia invirtió cerca de 80.000 euros en varias obras preventivas en los montes de gestión pública situados en el ayuntamiento de Folgoso do Courel. Así lo destacó en la mañana de ayer viernes el director xeral de Defensa do Monte, Manuel Rodríguez, tras supervisar varias de estas obras de mejora de pistas y cortafuegos. En su visita estuvo acompañado por la alcaldesa de este municipio lugués, Dolores Castro.

En este sentido, el director xeral recordó que este tipo de actuaciones permiten tener un monte limpio y seguro ante la aparición de posibles incendios forestales, al tener las vías de acceso en buenas condiciones para el Servicio de prevención y defensa contra los incendios forestales. Así, recordó que la Xunta invirtió el pasado año 2021 cerca de 30 millones de euros en el Plan de prevención de incendios forestales, con el que se actuó en más de 58.000 hectáreas de territorio y en unos 5.000 kilómetros de pistas y vías de comunicación.

En esta línea, las obras que se ejecutaron en este ayuntamiento abarcaron una superficie total de 84,8 hectáreas, de las cuales 22 ha. están ubicadas en los montes da Escrita y Monteiros (parroquia de San Silvestre) y 62,8 hectáreas pertenecientes a las parroquias de San Vicente, Santa María y San Xoán. Los trabajos consistieron en la creación y mejora de cortafuegos, con el fin de crear discontinuidades en la vegetación de cara a detener un posible incendio forestal.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

También se realizaron actuaciones dirigidas al mantenimiento de infraestructuras preventivas, tales como pistas forestales, con la colocación de pasos de agua, creación de nuevas vías y acondicionamiento de las existentes. Por último, se gestionó la biomasa en zonas estratégicas, creando y mejorando infraestructuras como pistas forestales, cortafuegos y puntos de agua. Todas estas actuaciones, remarcó el director xeral, tienen como objetivo final el de evitar que el fuego, en caso de producirse, se propague y así minimizar los daños causados en el patrimonio forestal.