Compartir

La delegación territorial de la Xunta en Lugo salió al paso de la polémica generada en torno a necesidad de mejorar la estación depuradora de aguas residuales (EDAR) de Monforte y la red de agua, recordando que es el Ayuntamiento quien tiene, de conformidad con el artículo 25 de la Ley de Bases del Régimen Local, la competencia exclusiva en lo que respeta a los servicios de saneamiento y abastecimiento.

Para la Xunta es incomprensible que el Gobierno local de Monforte precise de la asistencia continua de la administración autonómica para hacer frente a sus competencias municipales y recuerdan que corresponde al Ayuntamiento adoptar todos los protocolos y procedimientos necesarios para que se desarrollen adecuadamente.

«Tampouco parece comprensible que desde o Goberno local intenten depositar na Xunta a responsabilidade de soster ou mellorar un servizo municipal» apuntan desde la Xunta y, por lo tanto, insisten en la necesidad de que el Ayuntamiento no huya de sus competencias, «nin intente confundir á cidadanía atribuíndo a terceiros obrigas que son propias».

Con todo, el Gobierno gallego no cierra las puertas a seguir colaborando en este ámbito, desde el punto de vista técnico y económico, como hizo con la propia construcción de la EDAR de Piñeira (que fue promovida con fondos autonómicos) o con la construcción de la estación depuradora del polígono que también contó con la financiación de la Xunta (acercó el 50% del presupuesto). Para eso es necesario concretar un proyecto de mejora que está por definir.

La normativa vigente es clara y corresponde al Ayuntamiento de Monforte mantener en perfecto estado toda la red de abastecimiento y saneamiento y promover las mejoras que sean necesarias para el buen funcionamiento de este servicio municipal.