En la convocatoria de este año, que la Xunta resolvió recién, esta línea de ayudas benefició a 22 asociaciones de la provincia de Ourense con una aportación global de 230.000 euros. La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, puso en valor estas subvenciones y las enmarcó en la apuesta de la Xunta por el asociacionismo vecinal y por todo aquello que contribuya al bienestar de los ciudadanos.

Díaz Mouteira, visitó hoy la Asociación de vecinos de San Cibrao de Pitón, en el ayuntamiento de A Peroxa, donde reiteró el compromiso y apoyo del Gobierno gallego con las entidades vecinales para que puedan acometer proyectos que benefician a sus usuarios. Este colectivo es uno de los 22 beneficiarios de esta línea de subvención de la Vicepresidencia en la provincia ourensana.

Durante la visita, en la que estuvo acompañada del alcalde del municipio, Manuel Seoane y de responsables de la asociación, la delegada territorial conoció la actuación que se va a ejecutar gracias a la aportación de 17.000 euros. Concretamente, se desarrollarán obras de acondicionamiento del campo de la feria de San Cibrao con el fin de atender las necesidades de los vecinos de un modo más efectivo.

También, se ejecutarán trabajos en el interior del local vecinal que consistirán en la colocación de una cobertura cerámica en el suelo y pintado de las paredes. Esta asociación ya había recibido en 2017, con cargo a esta misma orden, una ayuda por importe de 13.400 euros para obras de equipaciones en la parroquia.

La máxima representante de la Xunta en Ourense subrayó que al amparo de esta orden, las entidades beneficiarias pueden realizar inversiones, tanto de obra como de equipaciones, en inmuebles de su titularidad o de los cuales les corresponda el derecho de uso; así como en caminos y traídas de aguas vecinales con la finalidad de mejorar la prestación de los servicios de interés de los habitantes del entorno, mediante un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles.

Publicidad