La Consellería de Infraestructuras e Vivenda destinó un presupuesto de más de 31 millones de euros a actuaciones de mejora y conservación de carreteras autonómicas en la provincia de Lugo entre el año 2017 y el presente 2018.

El delegado territorial de Lugo, José Manuel Balseiro, compareció hoy para hacer balance de las actuaciones que está llevando a cabo la Administración gallega con el objetivo de mantener la red viaria en óptimas condiciones, además de informar sobre proyectos en los que está trabajando el departamento autonómico de Infraestructuras.

Balseiro destacó, por una parte, que en este período la Xunta acometió 48 proyectos de mejora y conservación de carreteras que supusieron una inversión de casi 15 millones de euros. Algunos de ellos ya están ejecutados y otros se encuentran actualmente en ejecución o en la fase de redacción del documento técnico de la obra.

Por otro lado, explicó que a esta aportación hay que añadir las actuaciones de mantenimiento que se realizan a través del contrato de vialidad invernal de las Zonas Norte y Sur de la provincia de Lugo, que suman un presupuesto de 16,2 millones de euros en las dos anualidades.

Plan de mejora de carreteras

En el marco del plan de mejora de carreteras, la Administración gallega impulsó durante el año 2017 una veintena de grandes proyectos en la provincia de Lugo, que movilizaron una inversión de 6,3 millones de euros. La mayor parte de los recursos fueron destinados a los proyectos de refuerzo de firmes.

Entre ellos, destacan por su cuantía las obras de mejora que ejecutó la Xunta en la carretera LU-621 entre A Pobra de San Xiao (Láncara) y Baralla (1,2 millones de euros). Una inversión similiar la este último supuso la actuación en la LU-124, tramo Lindín (A-8)– Cruz da Cancela, que beneficia a los ayuntamientos de Mondoñedo, Riotorto, A Pontenova y A Pastoriza. Dada su envergadura, esta obra sigue en ejecución en la actualidad. Por su parte, las obras de la LU-612 entre Lousada y Ferreira (Portomarín), fueron objeto de una inversión de cerca de un millón de euros el año pasado.

Durante el presente año 2018, la Xunta promueve 28 grandes proyectos de mejora de carreteras lucenses, con un presupuesto de 8,5 millones de euros. La mayor parte de la inversión va dirigido a actuaciones de rehabilitación de firmes de vías (5 millones).

Entre las obras financiadas con cargo a este presupuesto, destacan por su cuantía las de la carretera LU-133 Reme-Vilamar, entre Barreiros y Ribadeo (1 millón de euros); la rehabilitación de la LU-642 entre Oural y Ferrería de O Incio (más de 600.000 euros) y la construcción de dos rotondas en Monforte de Lemos, en la LU-664 (más de 300.000 euros).

Balseiro señaló que actualmente están en fase de licitación tres actuaciones. Una de ellas es la de la LU-124 entre Riotorto y Vilameá (A Pontenova), cuya ejecución completará la renovación integral de la carretera que une A Pastoriza, Mondoñedo, Riotorto y A Pontenova y que tiene un presupuesto de 604.000 euros.

La segunda actuación en fase de contratación es la primera fase de la obra en la carretera de A Gañidoira (LU-540), con una inversión de 457.000 euros y que beneficiará a los ayuntamientos de Viveiro, Ourol, Muras y Xermade.

Por último, el delegado se refirió a las mejoras en la autovía Ferrol-Vilalba (AG-64), para la que se destinan 337.000 euros y que están también en proceso de licitación.

Futuras actuaciones

Adicionalmente a las inversiones anteriores, y como previsiones de futuro el delegado territorial destacó algunos de los proyectos de mayor envergadura que tiene en marcha a Consellería de Infraestructuras e Vivenda en la provincia de Lugo. Balseiro subrayó que la Xunta ha previsto acometer el desdoblamiento del corredor Lugo-Sarria, que supondrá convertir en autovía un tramo de 11,5 kilómetros entre A Pobra de San Xiao (Láncara), O Páramo y Sarria. El presupuesto estimado para esta obra es de 23 millones de euros.

Balseiro explicó también que la Consellería mejorará 19 kilómetros de la LU-631 entre Friol y Palas de Rei, con un presupuesto estimado de 6 millones de euros; y tiene actualmente en período de licitación la reforma de la LU-651 entre Folgoso y Seoane en cuya primera fase está previsto invertir 2 millones de euros.

Finalmente, el delegado subrayó que hay reservados 4,5 millones para la conexión del puerto seco de Monforte de Lemos con la carretera N-120.

Plan de mantenimiento y vialidad invernal

A estos recursos hay que añadir la inversión anual en el plan de mantenimiento y vialidad invernal, a través del cual la Xunta ejecuta obras de conservación y mantenimiento de carreteras y el plan especial durante el invierno. El dispositivo puesto en marcha el año pasado estuvo operativo desde el 1 de noviembre hasta el 30 de abril y movilizó a 118 profesionales y 1.740 toneladas de reservas y fundentes (sal y salmuera).

Dentro de las actuaciones promovidas por la Consellería en la provincia destaca asimismo el plan de sendas, que permitirá crear seis nuevos itinerarios peatonales y ciclistas en Lugo: LU-633 Camino Francés en Portomarín (1Km), LU-612 Antigua carretera a Santiago Toiriz (Lugo 1,9 km), LU-107-127-111 en Rábade, Begonte (2,5 Km), LU-115 en Outeiro (1,3 km), LU-231 en Friol (0,6Km) y LU-621 en Láncara (0,5Km).

Publicidad