Las obras en varios espacios públicos de Quiroga están a punto de rematar

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, visitó esta mañana la localidad para comprobar el estado de las mismas «que van a buen ritmo»

712
0
Compartir

La Xunta de Galicia está ejecutando obras de acondicionamiento en el núcleo urbano de Quiroga al amparo del Plan Hurbe, un programa que pretende humanizar las calles y mejorar la equipación de los espacios públicos de las villas y ciudades gallegas.

El delegado territorial de Lugo, José Manuel Balseiro, visitó esta mañana la localidad para comprobar el estado de las obras previstas: la reurbanización de la calle Pacios de Mondelo, el relevo del pavimento del parque de la Constitución y del parque de la Iglesia, y los trabajos de limpieza y mantenimiento de la Plaza Mayor.

La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio invierte 74.712 euros en este proyecto que, segundo explicó Balseiro, «busca incrementar la comodidad de uso para los vecinos, mejorar la estética y la dinamización social de la villa a través de la intervención sobre los contornos urbanos».

Las obras están próximas a finalizar e inciden sobre la estética de la villa, pero también sobre la seguridad, el confort y la accesibilidad. Así, se instalan rampas adaptadas para facilitar el acceso a los espacios públicos, y en las zonas infantiles se sustituyen los pavimentos por otros de caucho que minimizan el impacto de los golpes en caso de caídas. Igualmente, se realizan mejoras en el saneamiento.

En concreto, en la calle Pacios de Mondelo se repara el pavimento con el arreglo de baches, roturas y hundimientos, y se renueva el alcantarillado y las instalaciones de electricidad. En los parque de la Constitución y de la Iglesia se sustituye el pavimento de arena por otro de loseta de caucho de cuatro centímetros de espesor, al tiempo que se mejora el acceso desde la calle San Martiño al parque de la Iglesia.

Del mismo modo, se contempla la mejora de la accesibilidad a la Plaza Mayor, un área de 550 metros cuadrados de superficie ubicada en la zona antigua del núcleo urbano.

Balseiro señaló que la Xunta trata de «conjugar la conservación del patrimonio con la mejora de los espacios públicos para lo disfrute de los vecinos, manteniendo las singularidades de nuestras villas y dando respuesta a sus necesidades en función de la realidad sociodemográfica de cada una de ellas».