Compartir

La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber, colectivos que cada año presentan decenas de denuncias por el incumplimiento de la normativa sobre protección de los animales en Galicia, han calificado este mediodía de auténtica «salvajada» el hallazgo por parte de efectivos de la Guardia Civil de un perro con un disparo en la boca en el término municipal de Sober, según informa este miércoles el periódico La Voz de Galicia.

Los animalistas recuerdan al menos tres sucesos de extrema crueldad en la localidad, en 2007 cuando un vecino fue denunciado por matar a ‘estacazos’ a un perro, en 2018 con la denuncia también de Seprona a una mujer por presunto maltrato animal con resultado de muerte a un perro «y este último caso que evidencia una problemática constante en el municipio», señalan los animalistas.

Así, las ONG han sugerido que el ayuntamiento de Sober «se ponga las pilas en materia preventiva a partir del desarrollo de campañas de sensibilización que interactúen con los vecinos y contribuyan a divulgar buenas prácticas sobre cuidados, convivencia y respeto hacia los animales con el objetivo de evitar este tipo de contextos».

De forma paralela FFW y Libera! recuerdan que existe una vía penal contra los maltratadores, con penas de hasta 1 año de prisión y la inhabilitación para la tenencia, comercio o profesión relacionada con animales por un máximo de 36 meses, que se podría sumar a la retirada del arma de fuego y de la licencia de caza, en caso de que este último investigado disponga de estas credenciales, que de no tenerlas y haber utilizado el arma ‘prestada’ se le puede aplicar el delito de tenencia ilícita de armas. Pero también una vía administrativa, con la Ley de Benestar Animal de Galicia y sanciones de hasta 30.000 euros. En este caso las inhabilitaciones podrían llegar hasta los 10 años.

Los defensores de los animales han aplaudido el trabajo de los efectivos de Seprona y de los Agentes Medioambientales de la Xunta de Galicia, y han reclamado «contundencia contra quienes ejecutan su sadismo contra animales en situación de indefensión».