El portavoz del Gobierno, Álvaro Santos Ramos, participó este sábado en la inauguración de las instalaciones que La Unión de Sarria dispone en dicho municipio y con las que colaboró el Ejecutivo provincial. Santos Ramos participó en el magosto popular que organizó esta sociedad cultural para inaugurar oficialmente este emblemático edificio. En el acto también participó la alcaldesa de Sarria, Pilar López.

La Diputación colaboró con 40.000 euros en el proyecto de recuperación de la galería que estaba muy deteriorada ya que nunca se había arreglado desde la construcción del inmueble, a finales del siglo XIX. Las mejoras se realizaron con madera de castaño y también incluyó el relevo de los canalones de recogida de agua para evitar el deterioro de la nueva balconada. Estas son mejoras que no solo benefician a los usuarios de esta actuación de la Diputación no solo beneficia a los socios de La Unión sino a la totalidad de los 13.500 sarrianos ya que este edificio es uno de los más emblemáticos y hermosos.

La colaboración de la Diputación con la sociedad cultural y recreativa La Unión incluye la organización de actividades de los programas Musiqueando y Buxiganga o la financiación para la contratación de un trabajador del Benempregado. Entre las actividades que se celebran en la entidad figuran cursos de baile, canto, gimnasia, pilates, yoga y teatro.

La Unión es una sociedad que tiene mucha tradición y con gran implantación en Sarria. Muchas de las actividades que se realizan en su sede son abiertas a todo el vecindario, pues en sus locales se celebran cursos y actividad organizadas en colaboración con instituciones como la Diputación o el Ayuntamiento.

La Unión, una sociedad casi centenaria

La sociedad La Unión es una veterana entidad con gran implantación en la vida de Sarria, pues tiene inscritas como socias 500 familias. Esta entidad cumplirá los 100 años en 2019, y tiene su origen en una asociación, el Club Celita de Fútbol, de la que fue impulsor el famoso torero sarriano Celita.

La sociedad La Unión tiene su sede desde hace casi noventa años, primero de alquiler y después en propiedad, en un hermoso y céntrico edificio, construido a finales del siglo XIX para residencia del industrial y político Venancio Vázquez López, sobrino de otro sarriano ilustre, el empresario, diputado y filántropo Matías López.

El edificio consta de sótano, planta baja y primer piso, con algo más de 200 metros cuadrados de planta y se levanta en una finca de 4.000 metros cuadrados en el centro de Sarria.

Publicidad