Compartir

La subdelegada del Gobierno en funciones, Isabel Rodríguez, presidió esta mañana el acto con el que se conmemoró en Lugo el 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, organizado por la Comandancia de la Benemérita en la provincia y en el que estuvo acompañada por el coronel jefe de la Comandancia, Miguel Ángel González Arias. La subdelegada destacó «o agradecemento e a fonda admiración que os lucenses sentimos cara a Garda Civil, porque estades dispoñibles sempre, nas estradas e nas corredoiras, nas vilas e nas aldeas, cando un cidadán precisa de vós».

La celebración, que tuvo lugar en el patio de armas de la Comandancia de Lugo, reunió a las principales autoridades lucenses. Asistieron al acto a alcaldesa en funciones, Lara Méndez; el presidente de la Diputación en funciones, Darío Campos; el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Xosé Manuel Balseiro; el presidente de la Audiencia provincial, José Antonio Varela Agrelo y el fiscal jefe, Roberto Brezmes, entre otros.

En su intervención, la subdelegada del Gobierno recordó la importancia que tiene para Lugo la Guardia Civil «polos servizos que lle prestou á comunidade desde o primeiro momento» y destacó que, aunque pasaron 175 años desde la fundación del cuerpo, en mayo de 1844, «seguen plenamente vixentes os motivos que xustificaron a creación deste Corpo de seguridade pública».

«A protección eficaz das persoas, para que poidan vivir e exercer os seus dereitos en liberdade, e das súas propiedades seguen a ser a misión da Garda Civil nun tempo no que a delincuencia evoluciona ao par que o fai a sociedade». Por eso, la subdelegada remarcó la necesidad de «reforzar a protección dos colectivos máis vulnerables, como son os nosos maiores, nunha comunidade cada vez máis envellecida; a atención a vítimas de violencia de xénero e da poboación infantil, que é presa fácil de situacións de acoso ou abusos».

Destacó también que «la seguridade hoxe tamén pasa pola loita contra as novas formas de delincuencia que aproveitan as novas tecnoloxías para cometer os cada vez máis frecuentes delitos de estafas e fraudes». En este sentido, Isabel Rodríguez consideró que «aparecen novas formas de delincuencia, pero a Garda Civil sabe plantarlles cara e mantén a mesma vitalidade e enerxía do primeiro día desde hai 175 anos».

El nacimiento de la Guardia Civil

La celebración del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil comenzó con la lectura de los decretos fundacionales del Cuerpo, ‘una fuerza especial destinada a proteger eficazmente las personas y las propiedades’, tal como lo define el Real Decreto de 26 de enero de 1844.

El coronel jefe de la Comandancia de Lugo recordó que la Guardia Civil nació en un momento en el que el Gobierno de España trataba de sentar las bases de un Estado moderno, y en un contexto histórico en el que la población vivía una situación de mucha inseguridad.

Fueron esas circunstancias históricas las que motivaron la creación del Instituto de la Guardia Civil, en 1844, en el reinado de Isabel II, que solo tenía entonces 14 años. La presentación oficial del Cuerpo se hizo en Madrid el 1 y septiembre, el mismo día de la designación del Duque de Ahumada como primer inspector general de la Guardia Civil. Poco más de un mes después, el 11 de noviembre, llegaron a Lugo 20 guardias civiles al mando de un cabo, que se instalaron hasta bien entrado el siglo XIX en el Convento da Nova.

En Lugo, como en el resto de España, explicó el jefe de la Comandancia, la creación de la Guardia Civil fue una medida eficaz pues fue quien de acabar con las partidas de bandoleros y asaltantes –como las del Botijas, Curro Jiménez, Salinas, Caparrota o Ramón Pujol– que actuaban impunemente en los caminos y en las villas.

En los actos de celebración del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil también se recordó a los fallecidos del Cuerpo, a los que se tributó un homenaje y se depositó una corona de laurel en el monumento a los caídos.