Maite Ferreiro visitó el futuro Centro de Arte Contemporáneo Manuel Jorge, en Chantada

709
0
Compartir
Publicidad

La vicepresidenta de la Diputación de Lugo Maite Ferreiro se reunió en la tarde de ayer viernes con la Asociación de Amigos Manuel Jorge de Chantada, que trabaja en la creación del Centro de Arte Contemporáneo Manuel Jorge en una vivienda del casco histórico, situada en el número 7 de la Praza do Cantón.

La entidad, que adquirió el edificio con una aportación del área de Cultura, realizó un proyecto de rehabilitación del inmueble, con el objetivo de convertirlo en un centro de referencia para la creación y la divulgación artística en la Ribeira Sacra, siguiendo la voluntad del pintor y arquitecto chantadino. El objetivo de la asociación es poder comenzar las obras de restauración en este 2023 y que el Museo abra sus puertas antes del verano del 2025.

Durante la visita al futuro museo, Maite Ferreiro valoró «o esforzo da asociación para sacar adiante un proxecto que dará maior visibilidade á obra de Manuel Jorge e actuará tamén como espazo de inspiración e acollida para artistas contemporáneos» y señaló «a necesidade de que este tipo de centros artísticos teñan presenza en todo o territorio, non só nas cidades».

Manuel Jorge nació en Chantada (Lugo) en 1929. Fue un arquitecto de gran reconocimiento en el Mediterráneo y durante décadas pintó en la intimidad de su estudio sin mostrar sus cuadros. Afortunadamente, al final de su trayectoria sacó a la luz una obra única, diversa y profunda con la que reconectó con Galicia y su villa natal.

Con sus construcciones Manuel Jorge moldeó el paisaje y el patrimonio de la Marina Alta alicantina, defendiendo la integración en la naturaleza, con los volúmenes y la luz como claves de su arquitectura. En la pintura transitó por diversos estilos dejando un legado de más de dos mil piezas que, tras su fallecimiento en el 2020, cedió a la Asociación Amigos de Manuel Jorge de Chantada creada en el 2017.

Un año después, la Red Museística Provincial colaboró en la organización de una gran muestra retrospectiva que colocó a Manuel Jorge por vez primera en el foco de la cultura lucense y gallega. En aquel momento los cuadros del chantadino llegaron ya para quedarse en su tierra natal, donde se les busca, con este proyecto, un espacio definitivo.