Compartir

La temporada oficial de caza para el jabalí se abrirá mañana sábado, 24 de agosto, y se prolongará hasta el próximo 29 de febrero, por lo que la realización de esta práctica en Galicia se permitirá durante un mes más que el año pasado, cuando finalizó el 3 de febrero. La ampliación del período hábil para poder cazar esta especie es una de las principales novedades de la actual temporada cinegética y responde a una propuesta realizada por el propio sector en el seno del Comité Galego de Caza como medida de control poblacional ante la sobreabundancia de ejemplares detectada en la comunidad.

Así consta en la resolución publicada en el Diario Oficial de Galicia el pasado 31 de mayo y por la que se determinan las épocas hábiles de caza, las medidas de control por daños y los regímenes especiales por especies que regirán durante la temporada 2019/2020, entre otros aspectos relacionados con el ejercicio de esta actividad en Galicia.

Concretamente y según el régimen especial aprobado en el caso del jabalí, el período hábil para los terrenos de régimen cinegético especial abarcará desde mañana sábado  hasta el 29 de febrero de 2020 y podrá cazarse los jueves, sábados, domingos y festivos.

En cuanto a los terrenos de régimen cinegético común, el plazo fijado en el caso concreto del jabalí se extenderá desde mañana hasta el 31 de agosto y de 7 de enero hasta el 29 de febrero del próximo año todos los jueves, sábados, domingos y festivos; y de 1 de septiembre a 6 de enero de 2020, únicamente los sábados. Por último, en los terrenos de régimen cinegético especial, se permitirá también la caza de esta especie en la superficie destinada a vedado de caza.

Por otra parte y al margen de la temporada hábil para la caza del jabalí, hace falta recordar que la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda podrá seguir autorizando de forma puntual medidas de control por daños causados por el jabalí. Esta es una posibilidad prevista en la Ley de Caza de Galicia con el fin de reducir los daños producidos por esta especie silvestre por lo que la Xunta tramita solicitudes de batidas a lo largo de todo el año.

Un magnífico ejemplar de jabalí macho. Foto | Xunta de Galicia

Precisamente, a comienzos de agosto la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, y representantes de la Federación Galega de Caza (FGC) acordaron colaborar para hacer un seguimiento de estas solicitudes, mejorar la coordinación entre ambas partes y agilizar al máximo las autorizaciones de batidas extraordinarias por daños causados por los jabalís.

En la misma línea, también se introdujeron otros cambios importantes, como la reducción, ya durante la temporada pasada, del número mínimo de cazadores exigido para las batidas de jabalí, que pasó de 10 a 8 personas con el fin de facilitar a los tecores este tipo de intervenciones.

Por último, hace falta recordar que la Consellería de Medio Ambiente siempre insistió en que la solución a este problema tiene que ser global e integradora, por lo que requiere de la colaboración responsable de todos los sectores y administraciones implicadas. En este sentido y toda vez que la sobreabundancia del jabalí no es un problema exclusivo de Galicia sino que afecta a toda España, la Xunta volverá a instar al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación a actuar con la elaboración de un Plan Nacional para atajar esta situación de forma integral y acompañarlo de un estudio que permita estimar la población actual de esta especie.