Más de medio millón de euros para obras en la LU-621 entre A Pobra de San Xiao y Láncara

El delegado territorial, José Manuel Balseiro, se desplazó hoy hasta la zona para conocer detalles del proyecto

708
0
Compartir

La Consellería de Infraestructuras e Vivenda licitó las obras de refuerzo de firme localizado en la carretera LU-621, en un tramo de 8,2 kilómetros en el municipio de Láncara. Esta actuación continúa con las mejoras iniciadas en la vía el pasado año y permitirá renovar todo el trayecto entre A Pobra de San Xiao y Láncara.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, se desplazó hoy hasta el lugar para conocer detalles del proyecto, al que se destinan 500.387 euros y que afectará al tramo comprendido entre el punto kilométrico 1,020, en la intersección de Valdriz en A Pobra de San Xiao, y el punto 9,300, en la travesía de Láncara donde enlaza con el tramo ya reformado en los pasados meses.

Las obras van dirigidas a reparar el pavimento deformado, tanto longitudinal como transversalmente, regularizando el firme a base de mixtura asfáltica en caliente (aglomerado) y aplicando posteriormente una nueva capa de rodamiento también de aglomerado de cinco centímetros de espesor en toda la calzada.

Asimismo, se procederá a la limpieza y reperfilado de las cunetas, que mismo en algunos tramos serán revestidas de hormigón y con una sección franqueable para mejorar la seguridad viaria. Por último, se instalarán barreras de seguridad y la correspondiente señalización horizontal y vertical. El plazo de ejecución de las obras, una vez que se formalice el contrato de adjudicación, será de tres meses.

Balseiro señaló que con estas actuaciones de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI) «se logra incrementar la comodidad en la circulación y la seguridad para los usuarios de las carreteras autonómicas».

La Xunta también tiene en supervisión el proyecto correspondiente a la mejora del tramo en el entorno del Puente de Valdriz, que incluye la construcción de una senda peatonal y ciclista, a la espera de que el ayuntamiento cumpla su compromiso de aportar los terrenos necesarios.