La Consellería de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio estrenará hoy viernes un nuevo sistema de lectura de las autorizaciones de acceso al monumento natural de la playa de las Catedrales que permitirá agilizar la comprobación y control de los permisos para visitar este espacio durante la Semana Santa.

El personal responsable de realizar estos controles dispondrá de una nueva aplicación para dispositivos móviles que permitirá leer los códigos QR que llevan incorporadas todas las autorizaciones emitidas vía web.

Esta es la principal novedad en el sistema de limitación de acceso al arenal que entra en vigor este viernes, 23 de marzo, y hasta el próximo 2 de abril coincidiendo con el período de Semana Santa. Gracias a esta medida, se espera reducir de forma notable el tiempo de comprobación de las autorizaciones para poder acceder a la playa y, por lo tanto, el tiempo de espera de los visitantes, lo que redundará también en la calidad de las visitas.

La diferencia principal con el sistema anterior es que los controladores podrán contrastar automáticamente la autenticidad de la autorización sin tener que solicitar el DNI a cada visitante para hacer un cotejo manual, un procedimiento más lento y laborioso.

El nuevo sistema de lectura de códigos permitirá también llevar un conteo exacto del número de personas que entran en la playa y contrastarlo luego con los que efectivamente solicitaron la autorización, lo que permitirá conocer el número de visitas reales en lugar de los visitantes diarios autorizados.

Por otra parte, durante la campaña de Semana Santa de este año se volverá a establecer un servicio de apoyo al uso público integrado por cuatro guías, encargados de la función de verificación y gestión de visitantes, cuatro personas que asumirán el control y gestión de las áreas de aparcamiento al tiempo que podrán realizar tareas de apoyo a los guías, y cuatro educadores ambientales, que desempeñarán labores de educación e información medioambiental, incluyendo la realización de visitas guiadas.

En este sentido, al igual que en campañas anteriores, se ponen a disposición de los visitantes un servicio gratuito de visitas por el arenal. Estos recorridos serán dirigidos por cuatro personas tituladas (dos más que las que había durante la Semana Santa pasada) y en el transcurso de los mismos se dará información sobre los valores ambientales del monumento natural.

Las visitas se organizan en dos grupos de 25 personas cada uno y se desarrollarán cada media hora durante la bajamar diurna, por lo que el número de visitas diarias oscilará entre 4 y 8, dependiendo de las condiciones particulares de la marea.

Hace falta recordar que en el plan de conservación del monumento natural, que entró en vigor en junio de 2015, se detectó que la principal amenaza para esta zona era la afluencia masiva de visitantes a la playa de las Catedrales, que se incrementó en los últimos años, especialmente en temporada alta y coincidiendo con días festivos.

Por esta razón, se acordó la regulación de su uso público, estableciendo una limitación diaria de personas de 4.812 a la zona de playa en los períodos de máxima afluencia, es decir, durante los meses de julio, agosto y septiembre y en la Semana Santa. El resto del monumento natural, puede visitarse libremente por las áreas habilitadas para el uso público: el sendero, el mirador, o el área de descanso.

Las vías disponibles para poder obtener autorización para bajar al arenal en los períodos de acceso restringido son a través de la página web ascatedrais.xunta.gal, desde la que se puede solicitar con una antelación de 90 días naturales y hacer hasta 25 reservas por solicitante; el tique del taxi donde debe constar el número de licencia, el trayecto desde Ribadeo hasta la playa de las Catedrales, el importe y el número de personas transportadas en el viaje; o los pases disponibles en los establecimientos hoteleros del ayuntamiento de Ribadeo donde el visitante esté alojado.

Teniendo en cuenta el balance de visitantes de los dos últimos años en Semana Santa, las jornadas en las que se prevé una mayor afluencia son el jueves, viernes y sábado santo. En todo caso, en estos momentos aún quedan plazas libres para poder bajar hasta la playa de las Catedrales todos los días en los que se estableció el período de limitación de acceso y también hay plazas disponibles para poder participar en las visitas guiadas, que se pueden reservar a través de la misma página web.

Publicidad