Monforte de Lemos cuenta ya con un nuevo servicio de reparto a domicilio de la mano de roombo

Además del núcleo urbano, roombo también da servicio a las parroquias de Piñeira, Ribas Altas, Reigada, Vascós, Caneda, Santa Mariña do Monte, As Nocedas, Gullade, Distriz, A Vide, Seoane, Guntín y A Penela.

4112
0
Compartir
Publicidad

Roombo, la aplicación de reparto a domicilio de las pequeñas ciudades, aterriza en Monforte de Lemos. La ciudad del Cabe se suma así a una veintena de municipios de la península que cuentan ya con un servicio de delivery pensado desde la realidad de las pequeñas urbes.

Desde principios de este mes, roombo trabaja mano a mano con restaurantes de Monforte de Lemos para llevar sus mejores platos a las casas de sus clientes de siempre, ampliando el rango de reparto hasta los 7 kilómetros. Dando así servicio también a las parroquias de Piñeira, Ribas Altas, Reigada, Vascós, Caneda, Santa Mariña do Monte, As Nocedas, Gullade, Distriz, A Vide, Seoane, Guntín y A Penela.

Una aplicación de uso fácil e intuitivo que incluye los restaurantes y los platos del cocinero de tu restaurante de confianza. Una app pensada para un uso cotidiano que ya está disponible en iOs y Android. En el primer pedido, roombo ofrece un descuento del 15% en el primer pedido con el código “monforte” y además, desde sus redes sociales de @roombogalicia lanzan promociones semanales para sus seguidores.

Roombo nacía en la pandemia de 2020 pensando desde las necesidades de los pequeños negocios de las ciudades y villas de menor población. Un modelo de negocio comprometido con el comercio local y sus hosteleros que ha demostrado en este tiempo su eficacia a la hora de contribuir al aumento de su facturación.

La filosofía de roombo pasa por defender el ámbito local, apostando por las pequeñas empresas y el fomento del trabajo digno. Desde este compromiso, roombo defiende las condiciones laborales de sus trabajadores, contratando a todos sus repartidores, así como el resto de empleados de la organización.

Un compromiso que pasa también por sus proveedores, los bares y restaurantes, con los que negocia porcentajes mucho menores a los de la competencia. Mientras que grandes franquicias trabajan con beneficios que superan el 40% del precio del pedido, roombo lo mantiene en un 20%. Estos datos suponen un auténtico atractivo para los empresarios de la hostelería que aplauden la implementación de este modelo que contribuye a la generación de riqueza en las comunidades gracias a la reducción de los márgenes abusivos.