Movilización de tierras abandonadas y mejora de caminos municipales, en Portomarín

125
0
Compartir

El conselleiro do Medio Rural, José González, mantuvo una reunión con el alcalde de Portomarín, Juan Carlos Serrano, para conocer de primera mano las necesidades y demandas de los vecinos de este municipio lucense. Así, los dos analizaron los diferentes instrumentos de movilización que contempla la futura Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, para evaluar las posibilidades que ofrecen en esta localidad figuras como los polígonos agroforestales o las agrupaciones de gestión conjunta.

En esa línea, el conselleiro señaló que esta norma tiene como principal objetivo promover la recuperación de la tierra abandonada o infrautilizada para devolverla a la producción y darle base territorial a quien la desee trabajar. De esta forma, se pretende revitalizar el rural al amparo de sus tres usos fundamentales -agrícola, ganadero y forestal- y trabajar así por la recuperación demográfica, por la mejora de la calidad de vida de la población y por la anticipación a los incendios.

En el encuentro, ambos dirigentes analizaron también la necesidad de mejora de las infraestructuras rurales del ayuntamiento. En esta línea, José González destacó la importancia del Plan de Infraestructuras Rurales (PIR), que tiene consignados más de 48.000 euros para el municipio de Portomarín, en concreto, para reafirmar el camino de acceso al núcleo de Pardellas.

Por otro lado, dentro del Plan Marco de caminos municipales de acceso a parcelas agrícolas 2021-2022, el ayuntamiento de Portomarín tiene otorgada una cuantía de algo más de 45.000 euros. En la anterior edición, ya se le habían asignado más de 35.000 euros para el mantenimiento y mejora del acceso al núcleo del Vilar.

Según destacó el conselleiro, esta línea de aportaciones permite acondicionar las vías que dan acceso a las parcelas agrarias, que son los canales de entrada y salida de las producciones rurales, contribuyendo no solo a la accesibilidad y vertebración del territorio, sino también al aumento de la competitividad agraria y forestal. En esa dirección, apuntó que facilitando el tránsito de maquinaria a las explotaciones se consigue tanto una mayor agilidad de las operaciones como una reducción de costes y de los tiempos necesarios para poner los productos en el mercado.