Compartir

«A atención temperá é un dereito, non un privilexio de quen poida págala» afirmó hoy la diputada del BNG, Olalla Rodil en la pregunta parlamentaria dirigida al gobierno para reclamar personal en la Unidade de Atención Temperá del HULA y aprovechar todo el potencial de las instalación utilizándolas también en horario de tarde porque hay lista de espera en logopedia y Terapia ocupacional, en algunos casos hasta de un año.

Rodil explicó que la consellería es «sabedora» de la situación ya que muchas familias presentaron quejas ante dirección de la EOXI y la sección de la CIG-Saúde también lo puso en conocimiento de la dirección. Las familias, al igual que el BNG reclaman que la conselleira y la Xunta de Galicia atienda las necesidades de estas crianzas y dote la Unidade de Atención Temperá del HULA con el personal necesario.

Hablamos, dijo Rodil, de «nenas e nenos de 0 a 6 anos con graves trastornos no desenvolvemento, altamente dependentes» y que tienen derecho la una atención a una «atención temperá integral, pública e de calidade». Falta personal, recalcó y a mayores tenemos unas instalaciones hospitalarias infrautilizadas que solo atienden en horario de mañana.

Por su parte, el conselleiro de sanidad justificó que la actual plantilla en atención temprana cubre las necesidades del servicio a lo que la diputada replicó que «existen listas de espera que evidencia a necesidade da dotación de persoal».

Desde el BNG reclaman «unha atención integral e de calidade para todos eses nenos e nenas» porque lo que les están proponiendo a las familias es reducir las sesiones para que puedan acceder otros niños y niñas al servicio. Los criterios para reducir la atención debe proceder de la evolución de los propios niños y niñas y no por el necesidad de «atender a máis crianzas», recalcó la diputada.