Compartir

Ayer lunes fue presentado en la Casa da Cultura de Vilalba el proyecto-homenaje ‘Os nove anos de Fraguas en Lugo’. Al acto asistieron la alcaldesa de Vilalba, Elba Velero, y el presidente del Colectivo Egeria, Xulio Tiza.

El proyecto Fraguas en Lugo está compuesto por el libro ‘Os nove anos de Fraguas en Lugo’, que recoge textos de los promotores de esta iniciativa, y de otros amigos y antiguos alumnos de Antonio Fraguas, sobre los nueve años que este pasó en Lugo, y de la profunda pegada que dejó en la ciudad y en la sociedad lucense; una exposición itinerante, compuesta por doce paneles, en los que se resumen los contenidos del libro, y que está recorriendo toda Galicia; y la web fraguasenlugo.org, que recoge todas los contenidos de la publicación en papel.

Convocados por el profesor Manuel Regueiro Tenreiro, que tuvo gran relación profesional y personal con Antonio Fraguas, reunieron recuerdos el historiador Antonio Prado Gómez (a lo que nada del antiguo ‘Instituto Masculino de Lugo’ le es ajeno), y los antiguos alumnos del viejo profesor, Paco Martín, Xulián Parga y Xulio Tiza, para –por serle dedicado a Fraguas el Día das Letras Galegas del año 2019– hacer un acercamiento a la pegada que el Maestro Fraguas dejó en la ciudad de las murallas, y en todos los que tuvieron la suerte de tenerlo por docente y amigo.

Por la reciente muerte del profesor Manuel Regueiro Tenreiro, el homenaje a Fraguas viene ser también un homenaje póstumo al iniciador de este proyecto, el último en el que con gran ilusión se involucró.

El proyecto ‘Os nove anos de Fraguas en Lugo’ contó con la colaboración del Colectivo Egeria y de GaliciaDigital en el desarrollo de todas las acciones, y con el apoyo de la Xunta de Galicia.

La muestra, que inició su recorrido en el Instituto Lucus Augusti (donde Fraguas enseñó durante nueve años) fue a continuación al Instituto Rosalía de Castro de Santiago (donde Fraguas enseñó posteriormente), al Instituto santiagués que lleva el nombre del profesor, a la Casa das Letras de A Estrada, y a la Biblioteca Provincial de Lugo.