Por Chantada-CUP señala que el Ayuntamiento de Chantada sigue a 50

«O Concello de Chantada perdeu 6 meses sen adoptar accións para adaptar a vila a nova normativa de circulación nas vías urbanas».

290
0
Compartir

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 10 de noviembre una modificación del Reglamento de Circulación en el que se establecen nuevos límites de velocidad en áreas urbanas. Esta modificación concedió 6 meses para su entrada en vigor, para facilitar que los gobiernos municipales tuviesen tiempo suficiente «para adaptar a sinalización e/ou infraestrutura», apuntan desde Por Chantada-CUP

Así pues, desde el día de ayer 11 de mayo está en vigor el nuevo límite de velocidad de 30 km/h en todas las vías urbanas que tengan un carril por cada sentido de la circulación. La reducción de la velocidad a 30 kms/h. en vías urbanas, como reconoce la propia DGT, reduce: en un 80% el riesgo de muerte en caso de atropello; las emisiones de CO2, y por tanto el humo y la contaminación; el ruido en las calles de lasa ciudades.

«No entanto, como de costume, o Goberno de Chantada deixou pasar medio ano sen facer nada e o piloto automático municipal alimenta o caos circulatorio na vila. Debera modificar a ordenanza de circulación, proceder a sinalizar correctamente as vías, etc.», apuntan desde la formación política independiente.

Por tanto, a partir de hoy la velocidad en el casco urbano de Chantada será de: 20 kms./h. en vías que dispongan de plataforma única de calzada y aceras (por ejemplo Rúa do Parque, Rúa da Barxela, Praza de Santa Ana ou Praza da Galicia). De 30 kms./h. en vías de un único carril por sentido de circulación, es decir, en todas las calles del núcleo urbano de Chantada, a excepción de las que estén en la situación anterior.

Por Chantada considera que, «O goberno municipal debe de dar explicacións sobre o motivo polo que non tomou ningunha medida con relación aos novos límites de velocidade: nen sinalización nen cambio en infraestruturas. É necesaria unha reconfiguración da mobilidade na vila de Chantada que: Permita unhas rúas transitábeis para todos e todas: nenos e nenas, persoas maiores e persoas con mobilidade reducida ou calquera outro tipo de diversidade funcional. Aumente a seguranza das persoas e favoreza o benestar de todos e todas, especialmente das persoas máis vulnerábeis».

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

También piden que el ayuntamiento, implemente con carácter de urgencia las medidas de seguridad viaria (señalización horizontal y/o vertical, adecuación de las travesías, etc…) que se adapten a la nueva normativa de circulación que establece los límites de 20 kms./h. y 30 kms./h. y ayuden a conductores y peatones.

Los independientes demandan, además, la modificación de la ordenanza municipal de tráfico para adaptarla a la nueva normativa y a las nuevas necesidades sociales. Medidas de restricción y racionalización del tránsito que lleven a cumplir con la normativa autonómica, estatal y europea de movilidad y accesibilidad universal. La revisión del mobiliario urbano y señalización (altura de las señales, colocación, etc…) para que cumplan con la normativa autonómica, estatal y europea de movilidad y accesibilidad universal. Así como, medidas para reducir la peligrosidad en áreas especialmente sensibles: entorno de los centros escolares (CEIP Xoán de Requeixo e IES Lama das Quendas) y el entorno de la Residencia de Maiores.

Por último, «de sermos goberno», proponen para el período 2023-2027, la reestructuración del tráfico y de los aparcamientos en la Plaza de Santa Ana, con medidas que impidan el aparcamiento en toda la plaza, excepto para la carga y descarga de los comercios, «convertendo Santa novamente nun lugar amábel para as persoas». La reestructuración del tráfico y de los aparcamientos en las calles Juan XXIII, Ánxel Gómez Montero, Fonte Arcada, entre otras.

Así como, auditar los recursos y las acciones desarrolladas por la Policía Local, para mejorar el ejercicio de sus competencias y promover las medidas que sean necesarias con el propósito de racionalizar los recursos municipales y la modificación de la ordenanza municipal de tráfico para adaptarla a la nueva normativa y a las nuevas necesidades sociales.