Presentan a los vecinos de O Incio el proyecto de rehabilitación de la iglesia de Cruz

570
0
Compartir

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, se desplazó esta mañana hasta la localidad de O Incio para mantener un encuentro con el vecindario y presentar el proyecto de rehabilitación integral de la iglesia de esta localidad. El Gobierno gallego promueve esta iniciativa dirigida a la remodelación integral de este templo religioso, considerado de gran interés histórico, arquitectónico y cultural, por cuanto representa uno de los proyectos más singulares diseñados por uno de los más afamados arquitectos del siglo XX, José Luis Fernández de Amo.

La Consellería de Cultura e Turismo reserva para estos trabajos un presupuesto que supera los 126.000 euros, a los que habrá que añadir el coste de redacción del proyecto técnico y de intervención (14.000 euros adicionales), que elevan la cifra final de inversión en el templo hasta los 140.000 euros.

El delegado territorial de la Xunta explicó que la administración autonómica ya tiene solicitada la licencia municipal de obra y sigue dando pasos en la tramitación pendiente, de hecho, el próximo martes, 18 de diciembre, tendrá lugar la primera mesa de contratación de esta obra en la que se conocerán las empresas interesadas en hacerse cargo de los trabajos.

«Prevemos contratar as obras ao longo do primeiro trimestre de 2019 e, xa no segundo trimestre, poder iniciar os traballos de remodelación integral da igrexa, que terán un prazo de execución máximo de catro meses», explicó Balseiro.

Remodelación integral del templo

Balseiro, que estuvo acompañado de la jefa territorial del departamento autonómico de Cultura, María José Gómez, detalló las principales características de la intervención prevista que supondrá mejoras tanto en el interior como en el exterior del templo, así como en todas sus características estructurales.

Así por ejemplo, se realizarán tareas de reposición y mantenimiento, como el relevo de la loseta, introduciendo ahora una serie de capas intermedias aislantes que mejoren las condiciones térmicas y de confort. Igualmente, se acometerán labores de saneamiento para resolver el problema de las humedades procedentes del exterior. En el acceso se procederá a la eliminación de barreras arquitectónicas.

La Xunta también prevé finalizar partes de la obra que quedaron sin finalizar, tras su inauguración en 1963, como es el caso del interior de la torre del campanario. En este momento dispone de unas escaleras metálicas, configuradas como solución provisional, poco funcionales, que serán sustituidas.

El proyecto de restauración pretende también recuperar la monumentalidad y la esencia original de la iglesia. Para ello, se actuará sobre el estado de las carpinterías, pavimentos, eliminación de enfadado eléctrico y otras instalaciones que atraviesan la fachada, entre otros trabajos. Hay también previsto una mejora integral del sistema eléctrico del edificio.

Arquitectura de vanguardia y materiales tradicionales

Obra de José Luis Fernández de Amo incluye, además del propio edificio, el diseño del mobiliario, confesionarios, mesa de altar, ambón, pías bautismal y de agua bendita, candelabros y lámparas.

En la construcción y equipación de este templo también participó el escultor José Luis Sánchez Fernández Pepus, que realizó la imagen de la Virgen Dolorosa, la Cruz Profesional y el Sagrario, el vidriero José Luis Gómez Perales, que realizó las vidrieras del Vía Crucis, y los hermanos Atienza que hicieron el resto de las lucernarias del templo.

La iglesia de Cruz es una estructura de singular belleza en la que puede percibirse un interesante contraste entre la arquitectura de vanguardia y la tradicional, y de hecho incluye el uso de materiales constructivos típicos como la loseta de la cubierta, piedra y paños blancos en las fachadas y el uso del mármol del propio Incio en el pavimento y en otros elementos del interior.