Compartir

El conselleiro do Medio Rural, José González, participó esta tarde en la inauguración de la 56 edición da Feira do Viño do Ribeiro, donde destacó la potencialidad de esta zona vinícola capaz de producir «viños dunha calidade equiparable á de calquera das zonas de produción de calidade do mundo», dijo el conselleiro.

El titular do Medio Rural, que estuvo acompañado por el director de la Axencia Galega da Calidad Alimentaria (Agacal), Manuel Rodríguez, y por el presidente del consejo regulador de la Denominación de Origen del Ribeiro, Juan Casares, incidió en la apuesta de esta denominación por las variedades autóctonas gallegas para elaborar caldos de calidad como una forma de desarrollo sostenible y de recuperación del medio rural en general y de la zona del Ribeiro en particular.

Así, el conselleiro puso en valor el trabajo de los productores de la zona y del propio consejo regulador y los felicitó por ser capaces de conseguir un reconocimiento a su trabajo y reflejar el potencial de los productos que tiene la DO Ribeiro. En este sentido, José González destacó que es necesario seguir apostando por la promoción de los vinos gallegos y matizó que «é vital para o noso viño transportar este potencial ao exterior».

Precisamente para fomentar esta promoción, la Xunta y el sector están trabajando en el Plan estratégico de dinamización territorial de las cinco denominaciones de origen de vino de Galicia. En este sentido, el titular do Medio Rural insistió en que gracias a este plan se conseguirá mejorar el posicionamiento de los vinos gallegos en su conjunto y reforzar la oferta turística de sus zonas de producción.

La Feira do Viño do Ribeiro celebra este año su 56 edición, siendo una de las fiestas enológicas más importantes y antiguas de Galicia, puesto que su creación se remonta al año 1932. En esta edición, participan 38 expositores -dos más que en el 2018- y ofrece un amplio abanico de actividades como talleres de cocina, con la participación de destacados chefs, actuaciones musicales, tanto en sesiones nocturnas como en la hora del aperitivo.

La DO Ribeiro tiene actualmente 2.250 hectáreas inscritas, en la que trabajan más de 4.000 viticultores y 115 industrias. El pasado año 2018, este sello produjo algo más de 9.000 toneladas de uva, lo que supuso 8,1 millones de litros de vino cualificado y un ingreso de 28,4 millones de euros de facturación.