El Círculo Saviñao de Escairón acogió este pasado sábado una interesante conferencia del médico Rosendo Bugarín sobre la pandemia de gripe de 1918, que este otoño hace cien años diezmó todas las sociedades de todo el mundo conocido, lo que se considera la epidemia más mortal de la historia de la humanidad y que causó mayor número de fallecidos que las dos guerras mundiales juntas.

En el ayuntamiento de O Saviñao fallecieron un mínimo de 127 vecinos, la mayor parte labradores, pero también mujeres y niños, cifra que supera el 1% del censo de aquel año.

Rosendo contó como fueron las tres oleadas de gripe, como reaccionó la población y que «remedios» se usaron para hacerle frente al que muchas veces pudo agravar el problema por sobre medicación. Fue una conferencia muy didáctica que obliga a pensar en la vulnerabilidad de los humanos delante de los microorganismos y a extraer lecciones de futuro.

Publicidad