Salen a la luz restos arqueológicos de diferentes épocas en el claustro de la catedral de Lugo

574
0
Compartir

El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, y el delegado territorial de la Xunta en Lugo, Javier Arias, visitaron la Catedral de Lugo donde el Gobierno gallego está realizando una serie de sondeos arqueológicos en la zona del claustro con la finalidad de evaluar el sistema constructivo y la potencialidad arqueológica de cara a las actuaciones que están previstas en el proyecto de restauración del claustro, que actualmente se encuentra en fase de redacción, y en el que la Administración autonómica invertirá 500.000 euros en 2021.

Durante su visita, el titular de Cultura y Educación comprobó el estado de los tres sondeos avaliativos que se están llevando a cabo desde el pasado mes de noviembre en una superficie de unos 18 metros cuadrados y que están permitiendo constatar una superposición de restos arqueológicos de diferentes épocas históricas que van desde época romana hasta la actualidad.

Concretamente, los trabajos de campo, que están a punto de finalizar, sacaron a la luz un muro de mampostería de loseta aglutinada con argamasa. Se trata de una construcción de la época romana que apareció en el oeste del claustro y que parece continuar en ángulo recto y en dirección norte. Asimismo, también se constató la aparición de unos muros que podrían formar parte del antiguo claustro medieval de la Catedral.

Por otro lado, los sondeos arqueológicos también están sirviendo para documentar, por encima de los anteriores muros, una necrópolis de tumbas rectangulares de losas de loseta. En este punto existe una clara superposición de este tipo de enterramientos, algunos de los cuales conservan aún restos de huesos humanos que en estos momentos están en fase de estudio y que podrían permitir datar dicha necrópolis.

Actuaciones de la etapa barroca

La actuación está constatando también los trabajos desarrollados durante la etapa barroca de la Catedral, como es el descubrimiento de la bancada de cimentación de la sacristía, construida a finales del siglo XVII por Domingo de Andrade y también los muros de cimentación de las tres pandas del claustro barroco (1705-1714). Todas estas obras rompieron la secuencia estratigráfica de las etapas anteriores y en las que, además, se observa el reaprovechamiento de elementos arquitectónicos de época medieval.

Durante su visita, Román Rodríguez puso en valor el importante compromiso de la Xunta de Galicia con el patrimonio histórico, artístico y cultural de Galicia que se refleja en los presupuestos presentados para el próximo año en los que se contempla un incremento del 19% en los fondos destinados la conservación y rehabilitación.

En este contexto, precisó que el patrimonio lucense ocupará un lugar destacado y que a lo largo del próximo ejercicio, además de las actuaciones previstas en la Catedral, el Gobierno gallego acercará más de un millón de euros a actuación vinculadas con la Muralla romana. Asimismo, destacó que este año están en marcha las obras en el monasterio de San Francisco que, mediante una aportación de 750.000 euros, permitirán la puesta a punto de este singular bien que constituye uno de los inmuebles más singulares de la ciudad.