Sober aprueba unos presupuestos en los que prima el gasto social y las inversiones reales

Las cuentas para 2018 ascienden a 2.948.000 euros. No sube ningún impuesto municipal y se hace una fuerte apuesta por el empleo

823
0
Compartir

El ayuntamiento de Sober aprobó ayer los Presupuestos de 2018, unas cuentas en las que prima el gasto social y las inversiones reales y que ascienden a 2.948.000 euros, frente a los 2.551.000 de 2017.

El alcalde, Luis Fernández Guitián, explicó que se trata de unos Presupuestos «abertos» con muchas partidas generalizadas en la práctica totalidad de los departamentos donde puede hacerse gasto corriente o pequeñas inversiones que se estimen necesarias en cada momento.

El Gobierno local destina a gasto social más de 600.000 euros y algo más de 1 millón de euros a inversiones reales. Se contempla la ampliación del servicio de Ayuda en el Hogar, incrementando la plantilla con dos nuevas auxiliares y ampliando el número de horas de libre concurrencia. Los trabajadores que se citan no están incluidos en el Presupuesto municipal, por lo que se hará la correspondiente generación de crédito en cada caso.

Se amplía además la dotación de las becas de transporte universitario por segundo año consecutivo y se incrementa la dotación de las ayudas a los clubes de fútbol, a la Banda de Música y a las fiestas parroquiales.

Importante peso del empleo

El empleo sigue teniendo un importante peso, 54.000 euros se destinan al Depuemprego, hay una asignación para un nuevo taller de empleo, ayudas para emprendedores (mediante la aprobación de una ordenanza). Además se contará con la financiación al 100% de dos obreros de Aprol Rural, dos de Risga, un socorrista, un auxiliar de Protección Civil y diez integrantes para dos brigadas antincendios.

El Ayuntamiento sigue rebajando la deuda viva, por lo que finalizará el año con menos de 100.000 euros, cuando en 2012 con el plan de pago a proveedores a deuda se situaba en los 400.000 euros.

Se consigna una partida igual que el año pasado para el mantenimiento de las depuradoras rurales, que están perfectamente atendidas. En el capítulo de inversión destaca la apuesta por la ampliación de red de abastecimiento con casi 450.000 euros o la continuación del saneamiento de Doade con 75.000 euros.

Se destinarán más de 300.000 euros para mejora de caminos, (Plan Marco, Ayuda de la Consellería de Presidencia para la Rúa de Belán, Urbanización en el Barrio de Figueiroá con cargo al ARI o acceso a viñedos, entre otros).

El Gobierno local reserva una aportación de 150.000 euros para la inversión en turismo que dedicará a la mejora de los miradores de Souto Chao, Os Chelos y Pena do Castelo; así como al mantenimiento de todos los recursos turísticos, entre ellos al área Arqueológica en Proendos.

No sube ningún impuesto

El Presupuesto municipal mantiene los impuestos en las mismas tasas que el pasado año, no sube ni el precio de la guardería, ni la basura, el IBI, el impuesto de vehículos, la cuota de la Escuela de Música, el agua ni el saneamiento.

Se cuenta con un aumento de los ingresos por agua y saneamiento, por haber más abonados y una mayor recaudación por basura, puesto que se está llevando a cabo un barrido para que todo el mundo pague su recibo. También se incrementan las aportaciones derivadas del IBI con los ingresos por retrasos que hará la Diputación.

La partida del Plan Único se destinará a la feria del vino, 5.000 euros; a empleo, 54.000 euros; SAF, 26.000 euros y obras de abastecimientos de agua, 235.000 euros.