Compartir

La Consellería do Medio Rural viene de finalizar las sueltas de individuos del parásito Torymus sinensis en todos los ayuntamientos de la provincia de Lugo para luchar contra la avispilla del castaño. El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, explicó que se soltaron en total más de 557.000 individuos, con especial intensidad en la comarca de Quiroga, zona que cuenta con una importante producción de castañas.

En el conjunto de Galicia, la consellería soltó 1,6 millones de parásitos que supusieron una inversión de 2,1 millones de euros. Se trata del doble de individuos que el año anterior, al conseguir autorización por parte del Gobierno central, como ente responsable de autorizar estas sueltas experimentales.

Balseiro destacó las acciones que se están llevando a cabo para frenar la expansión de este insecto, -la avispilla- pues además de esta lucha biológica también se están estudiando la aplicación de medidas silvícolas y actuaciones relacionadas con la mejora genética en el Centro de Investigación Forestal de Lourizán (Pontevedra).

Igualmente, la Consellería do Medio Rural realiza tratamientos gratuitos en castaños particulares, previa solicitud, para combatir la enfermedad del cáncer mediante la inoculación de cepas hipovirulentas en castaños afectados. Así, en el primer semestre de este año se trataron 4.462 ejemplares en la provincia, con la previsión de continuar en otoño.

La Consellería do Medio rural dedica este año para sanidad forestal un presupuesto de 4,85 millones de euros para proteger la riqueza de los montes de Galicia y contribuir así al mantenimiento de los aprovechamientos forestales de una manera sostenible, como fórmula para la generación de riqueza en el medio rural gallego. Estos fondos se dedican fundamentalmente para luchar contra las diferentes enfermedades forestales como la propia avespilla o el cáncer del castaño y el gorgullo del eucalipto, entre otras.