Compartir

Este avance tecnológico se enmarca en el programa de extensión de la Banda Ancha de nueva generación en el que colaboran la Administración General del Estado y la Xunta de Galicia. En él está presupuestada la instalación de fibra óptica en las 22 parroquias del Ayuntamiento de Sober para el próximo año. En el aún 2019, se llevaron a cabo los trabajos en la capitalidad municipal y en 2020 se hará el despliegue en toda la zona rural del término municipal.

El alcalde, Luis Fernández Guitián, asegura que se trata de una «extraordinaria noticia para comezar o ano tendo en conta as necesidades das máis de 30 adegas do Concello amparadas pola D.O. Ribeira Sacra, os preto de 40 establecementos de turismo rural e outras empresas radicadas no Concello».

El despliegue de fibra óptica puede suponer pasar de la ausencia total de cobertura de red a la posibilidad de acceder a una de las tecnologías con mayores índices de velocidad, una cuestión en la que, tanto la Xunta como el Gobierno de España, se dispusieron a invertir prioritariamente.

Esta tecnología también va a permitir finalizar con las zonas blancas, una denominación para aquellos lugares en los que se carece de acceso a Internet con velocidad de descarga superior a 30 megas -la fibra óptica se enmarca entre los 50 megas y un gigabyte-.