Tomé destapa que el anterior alcalde firmó un convenio con Fomento sobre la antigua N-120, sin estar facultado

«O alcalde -Severino Rodrígurez Diaz- non estaba facultado para realizar o acto que levou a cabo, nin sequera se legalizou con posterioridade levando a Pleno o convenio para ser validado»

355
0
Compartir

El actual alcalde de Monforte, José Tomé Roca, acompañado por la primera teniente-alcalde, Gloria Prada, destapó hoy en rueda de prensa que el anterior alcalde nacionalista Severino Rodrígez Díaz, firmó un convenio con Fomento sobre la antigua N-120, sin estar facultado para ello «levou a cabo un acto administrativo que non foi conforme á legalidade, asumindo unhas competencias que non lle corresponde, por ser competencia do Pleno, dado que o Pleno do Concello non designou nin facultou a ninguén para asinar ese convenio nin tampouco foi validado con posterioridade», por tal motivo anunció el inicio del procedimiento de reposición de la legalidad de la antigua N-120, que será llevado al Pleno de la Corporación Municipal del próximo lunes 30 de noviembre.

La propuesta que se llevará a Pleno será para iniciar el procedimiento de revisión de oficio de acto nulo del convenio suscrito en 2009 entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento para la transferencia de la titularidad de la antigua carretera N-120 y la conexión entre esta y la nueva N-120.

En concreto, -apuntó- el 17 de octubre del año 2009 se firmó un convenio en la Casa Consistorial entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Monforte de Lemos por lo que se asumía la cesión de la antigua carretera N-120 por parte del Ayuntamiento y también se asumía la Ronda Urbana que aún está sin construir.

Exposición de motivos

El texto literal del convenio firmado entre el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Monforte, según José Tomé, en el primer párrafo del considerando dice ‘que actualmente la red de carreteras del Estado en el término municipal de Monforte de Lemos, incluye 3,5 km de la carretera N-120 antigua, que con el paso del tiempo y el desarrollo económico ha quedado absorbida dentro del núcleo urbano de la ciudad y su entorno metropolitano, y la cesión sin cargo de la conexión entre la antigua N-120 y la nueva N-120, con una longitud de 1.200 metros’.

En el quinto párrafo del mismo considerando dice textualmente ‘que el Ayuntamiento de Monforte de Lemos solicitó la cesión de la carretera por acuerdo del Pleno, al amparo de la orden ministerial de 23 de julio de 2001’. El alcalde destacó «que este aspecto é falso».

En la parte de los acuerdos del citado convenio, en el punto segundo párrafo primero dice ‘el acta de cesión del tramo de la N-120 antigua del P.K.523,000 al P. K.526,500 se formalizará en el mismo momento de la firma del presente convenio por los representantes legitimamente designados al efecto’. En este punto el regidor municipal precisó que «o certo é que non se designou a ninguén por acordo do Pleno».

Finalmente, en el segundo párrafo establece ‘una vez finalizadas las obras de conexión entre la N-120 antigua y la nueva N-120, el Ayuntamiento de Monforte de Lemos asumirá la conservación y explotación del tramo’. En este sentido el alcalde precisó que «estas obras están sen construir».

«Feitas as consultas xurídicas sobre a validez deste convenio, todo parece indicar que foi un acto nulo este convenio subscrito entre o Ministerio e o Concello, que no Pleno do vindeiro luns iniciaremos o procedemento de revisión de oficio do citado acto nulo» destacó Tomé Roca.

Revisión del convenio para reponer la legalidad

El alcalde, en su comparecencia indicó que «son varios os motivos que nos levan a esta revisión, e a intentar repoñer a legalidade neste asunto, dado que a maior parte da N-120 antiga, non pertence ó casco urbano e polo tanto, non lle debe corresponder ó Concello de Monforte os custes de mantemento igual que non lle corresponde ó resto de Concellos polos que pasa o mantemento da citada estrada».

Esta obra tampoco fue concluida en su totalidad, puesto que el planteamiento inicial que venía haciendo Fomento gestionado por el entonces Diputado autonómico José Tomé Roca, con el Subdelegado del Gobierno Jesús Otero y el Jefe de Demarcación de Carreteras en Galicia, Ángel González del Río, que consistía en el arreglo de la carretera entre Monforte y Pantón en tres partes con cargo a la conservación de carreteras, se habían realizado en aquel momento las dos primeras.

La primera obra consistía en una capa de rodadura desde el límite entre Monforte y Pantón hasta el lugar do Curro en Ferreira, porque coincidía con la apertura del Balneario de Augas Santas, con el fin de facilitar el acceso al referido balneario, para que la carretera tuviese un buen firme.

Hecho lo anterior, la segunda actuación fue la construir un nuevo puente sobre el río Cinsa al final de la recta de Distriz, para facilitar el paso de vehículos con seguridad, dado que el puente que había era muy estrecho y no permitía el paso conjunto de vehículos de cierto volumen.

El tercero tramo era el arreglo de toda la recta desde el río Cinsa hasta Monforte, y cuando la Demarcación de Carreteras estaba redactando el proyecto de ampliación y mejora, así como el procedimiento de expropiación de terrenos, por parte del aquel entonces alcalde Severino Rodríguez Díaz, este solicitó al Ministerio de Fomento la firma de un convenio para que el Ayuntamiento fuera quien hiciera el proyecto de obra y llevase a cabo la contratación de la misma, con dinero procedente del Ministerio de Fomento y sin expropiar los terrenos con la pretensión de que «foran cedidos polos veciños».

En este aspecto, Tomé Roca incidió en que «o problema de todo isto é que o que se di no convenio é falso. A maior parte desa estrada que corresponde ó termo municipal de Monforte non é urbana, salvo que consideremos urbanos os invernadoiros de Piñeira e unhas casas de Distriz que están ubicadas ó longo da mesma. Así mesmo, o tramo de conexión entre a N-120 antiga, e a nova N-120, é unha vía que non existe, polo tanto non se pode ceder algo que non hai nin sequera neste momento contratado». Además, esa carretera (N-120 antigua) quedó muy insegura, con cunetas potencialmente peligrosas y sin finalizar las vías de servicio laterales.

El alcalde no estaba facultado para realizar el acto

«Sendo grave aceptar como un ben patrimonial municipal unha estrada que non existe, o realmente grave é, que o Concello de Monforte de Lemos non adoptou ningún acordo con estes obxectivos nin facultou ó alcalde para a sinatura do convenio, a pesar de que está recollido no texto do citado convenio. E tampouco autorizou a cesión das dúas estradas, nin a antiga N-120, nin o tramo de conexión entre a N-120 antiga e a nova N-120. E polo tanto o alcalde non estaba facultado para realizar o acto que levou a cabo, nin sequera se legalizou con posterioridade levando a Pleno o convenio para ser validado» destacó el regidor monfortino.

«Deste xeito, -añadió- levouse a cabo un acto administrativo que non foi conforme á legalidade, asumindo unhas competencias que non lle corresponde, por ser competencia do Pleno, dado que o Pleno do Concello non designou nin facultou a ninguén para asinar ese convenio nin tampouco foi validado con posterioridade».

«E o que xa é inconcebible é que se acepte a cesión dunha estrada que nin sequera están contratadas as obras e polo tanto tampouco se pode aceptar unha estrada que non existe» recalcó el alcalde.

Propuesta al Pleno y pasos a seguir

En la sesión ordinaria de la Corporación Municipal de Monforte que se celebrará el próximo lunes 30 de noviembre, el Pleno se pronunciará sobre la propuesta de la Alcaldía basada en un informe de la Secretaría Xeral del Ayuntamiento, donde establece los pasos a seguir para este procedimiento de revisión de oficio de acto nulo, como fue la firma del Convenio entre el Ministerio y el Ayuntamiento.

De este modo, los pasos que procede dar serían los siguientes:

-Primero.– Iniciar procedimiento para la revisión de oficio acordado por el Pleno.

Segundo.– Notificar el inicio del procedimiento a los interesados para que en el plazo de 15 días puedan presentar alegatos.

-Tercero.– Dar traslado del expediente, una vez finalizado el trámite de Audiencia, a los servicios municipales para que informen en su caso sobre los alegatos que se hayan podido presentar.

-Cuarto.- Remitir el expediente a la Secretaría tras el informe técnico para que emita el correspondiente informe relativo a la propuesta de resolución que proceda.

-Quinto.– Elevar la propuesta a Pleno que de ser aprobado, solicitará dictamen del Consello Consultivo de Galicia, adjuntando la propuesta de resolución.

-Sexto.- Recibido el dictamen del Consello Consultivo, dado el carácter preceptivo del mismo, y elevarlo a Pleno para adoptar el acuerdo definitivo.

-Séptimo.– El acuerdo del Pleno será notificado a los interesados para la tramitación que corresponda.

«A única pretensión que queremos é repoñer a legalidade e que o Concello de Monforte non teña que soportar cargas que non lle corresponden» concluyó el alcalde. Eso si, la carga de profundidad contra el anterior alcalde nacionalista quedó lanzada. Veremos si explota.