Compartir

El presidente de Diputación, José Tomé Roca, junto al alcalde de Chantada, Manuel Lorenzo Varela, acompañados de otras autoridades, participaron este domingo en el auditorio de la localidad chantadina en la entrega de premios de la 46ª Subida a Chantada, organizada por la Escudería Chantada.

En este evento automovilístico, con el que la Diputación colabora con una aportación económica de 9.000 euros, participaron más de 100 pilotos durante todo el fin de semana.

Tomé Roca felicitó a los premiados y señaló que «tanto os participantes, como os organizadores, conseguiron un ano máis, facer desta cita un referente no panorama nacional dos deportes de motor, pues esta una prueba puntuable para el Campeonato de España de Montaña y en la que participaron algunos de los mejores pilotos en activo».

El recorrido de la 46ª Subida a Chantada se disputó por la carretera LU-533 de Lalín-A Gudiña, en la que los participantes se enfrentaron a los 4,1 kilómetros de este tramo con una pendiente promedio del 7,5%, hasta la confluencia con la carretera Chantada-Monforte de Lemos, donde comenzó la parte más rápida del recorrido, en la que algunos pilotos llegaron a rozar los 200km/h.

En esta línea, el presidente puso en valor la importancia de esta cita deportiva pues «ao longo de todo o fin de semana, tivemos o pracer de acoller a preto de 10.000 persoas entre público, pilotos e acompañantes, que se achegaron a desfrutar da nosa provincia e da Ribeira Sacra, un dos grandes reclamos turísticos que temos e que agardamos que a Unesco a declare Reserva da Biosfera e Patrimonio da Humanidade».