Compartir

El Consello Rector de la Axencia Galega de Desarrollo Rural (Agader), presidido por el conselleiro do Medio Rural, el ourensano José González, aprobó hoy formalmente la declaración de cinco nuevas aldeas modelo en Galicia. Se trata de la de Trascastro (O Incio), en la provincia de Lugo y las de Penedo (Boborás), Muimenta (Carballeda de Avia), Infesta (Monterrei) y Trabazón (O Irixo), todas ellas en la provincia de Ourense

Estos núcleos se suman al ourensano de Osmo (Cenlle), con el que ya son seis las aldeas modelo declaradas en nuestra comunidad. En total, esta medida permitirá actuar en casi 138 hectáreas, correspondientes a más de 3.800 parcelas de cerca de 800 propietarios. Estas aldeas modelo son proyectos de movilización de tierras dirigidos a la puesta en valor y a la recuperación productiva de zonas mayoritariamente abandonadas, en el entorno de núcleos de población, de manera que esa puesta en valor sirva también para prevenir los incendios forestales en esas zonas.

En el caso de Penedo (Boborás), se trabajará en alrededor de 23 hectáreas de esta aldea, para destinarlas sobre todo a ganadería extensiva de porcino. Esta superficie se estructura en 675 parcelas de 132 propietarios. En Muimenta (Carballeda de Avia) la actuación abarca 30 hectáreas, que tendrán como actividad productiva los cereales y cultivos tradicionales. Son, en total, 1.640 terrenos que corresponden a 242 vecinos. En Infesta (Monterrei) son 234 propietarios los implicados, con unos trabajos que afectarán 40,5 hectáreas distribuidas en 945 parcelas, que se destinarán a ganadería extensiva.

En lo tocante a Trabazón (O Irixo) serán 6 las hectáreas puestas en valor, que corresponden a 30 propietarios y 220 parcelas. La actuación se centrará, también, en iniciativas de ganadería extensiva y lo mismo ocurrirá en la aldea luguesa de Trascastro, en el municipio de O Incio, con una superficie de actuación de 14 hectáreas y 178 predios de 104 propietarios.

La Consellería do Medio Rural recibió ya 47 solicitudes para poner en marcha aldeas modelo a lo largo de toda Galicia. De ellas, se encuentran en trámite más de 20, que supondrán la puesta en valor de más de 620 hectáreas, repartidas en casi 13.000 parcelas de unos 3.200 propietarios.