Un incendio calcina un pendello anexo a una vivienda en O Saviñao. La rápida intervención de los servicios de extinción impidió que las llamas se propagasen al interior de la casa, que sí sufrió daños en la fachada. Ninguna persona resultó herida.

Pasadas las 13:30 horas, un particular alertó al 112 Galicia de este fuego que se registró en una vivienda del lugar de Mourelos, que las llamas habían comenzado en un pendello anexo. Por fortuna, la persona que estaba en el interior de la casa pudo salir por sus propios medios.

Al mismo tiempo, los vecinos trataban de apagar el incendio con agua, pero no conseguían controlarlo y ya comenzaba a llegar a las ventanas y a la fachada del inmueble.

Rápidamente, desde el 112 Galicia se solicitó la intervención de los bomberos de Chantada y de la Guardia Civil. Además, también aportaron medios y recursos desde el distrito forestal de la zona.

Poco antes de las 15:00 horas, los bomberos explicaron que el incendio estaba ya controlado. De este modo, continuaron con las tareas de extinción y, finalmente, de refrigeración.

Publicidad