Un Museo de oficios perdidos para la parroquia soberina de Gundivos

900
0
Compartir

El pintor y escultor soberino Modesto Trigo proyecta la construcción de un Museo de oficios perdidos en la parroquia de Gundivós. Con este objetivo el artista está trabajando en un proyecto que, próximamente, prevé acercar a su villa natal parte de su obra pictórica y también cuadros de diferentes artistas.

La idea va más allá de la parte artística y pretende convertirse también en un espacio de referencia para rescatar oficios perdidos o casi perdidos, como puede ser el de cantero. Los cuadros que formen parte de las exposiciones explicarán la tradición histórica y con ellos animará a recuperar esos oficios como una forma para asentar población en el rural.

Además del Museo, el artista ha previsto acondicionar un taller en el que poder trabajar las temporadas que esté en Sober, así como contar con diferentes espacios colaboradores en los que mostrar su obra, relacionada directamente con el rural de la zona y la Ribeira Sacra.

Tal y como él mismo explica «trátase de poder pintar aí e traballar no concepto de aldea global desde o lugar no que nacín. Desa maneira o traballo que se faga servirá como resonancia de Gundivós e de Sober».

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

Trigo reconoce que se trata de un proyecto «ambicioso» que reúne arte, ciencia y sostenibilidad con el que no solo exponer arte, sino hacerle ver a la gente que en el rural también hay posibilidades.

El pintor, natural de Gundivós, está afincado en Madrid y su obra pictórica ha sido expuesta por todo el mundo. En la actualidad prepara una exposición en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid titulada ‘Arte y Ciencia’.