Compartir

En Marea continuará defendiendo los intereses de los consumidores frente a los abusos de las grandes empresas eléctricas, y trabajará para que las factorías de Alcoa continúen funcionando y mantengan la totalidad de sus puestos de trabajo. Es el compromiso que este sábado el portavoz de En Marea volvió a dejar en Viveiro. Allí Luis Villares denunció la nefasta gestión de PP y PSOE, que durante años priorizaron los intereses personales en detrimento de toda la ciudadanía; y permitieron la muerte industrial de la Mariña lucense.

«Estamos aquí para defender Alcoa, para defender a industria e a todos os cidadáns da estafa da luz. Votar En Marea é votar futuro, é votar pola fin das estafas. Votar polo PP, igual que polo PSOE, é votar pola morte industrial da Mariña de Lugo». Así hablaba Luis Villares antes de participar en un acto en Viveiro junto a las candidatas para el Congreso y el Senado Cristina Pérez Herraiz, Victoria Esteban y Manuel Germade.

El portavoz de En Marea animó al ex presidente Mariano Rajoy; que recién viene de reaparecer en la primera línea política para arropar la campaña electoral del Partido Popular; a dar explicaciones sobre la situación de A Mariña.

«É unha boa oportunidade para pedirlle contas a quen é responsable dun dos maiores desastres que se están producindo na Mariña nestes momentos. En relación ao tren, A Mariña perdeu unha oportunidade de futuro por non contar cunha aposta dende o estado durante os anos nos que Rajoy foi presidente. Que o explique. Ademais, estamos vivindo a posibilidade de peche de Alcoa como consecuencia dunha estafa política e dun caso de corrupción institucional promovido polo propio Mariano Rajoy e polo goberno do Partido Popular», indica Villares.

Frente a los que apuestan por las puertas giratorias y por priorizar el interés personal y los beneficios de las grandes empresas amigas, En Marea se sitúa del lado de la ciudadanía. «Dende En Marea propoñemos unha reforma integral do sector eléctrico que permita abaratar os prezos da luz e que supoña a viabilidade das empresas electrointensivas como Alcoa. Pero tamén a fin da estafa mensual que os recibos da luz supoñen para todos os fogares», afirmó el portavoz.

La apuesta de En Marea pasa también por garantizar que todas las empresas electrointensivas que reciban subvenciones tengan el deber de invertir en la modernización de sus instalaciones y garantizar los puestos de trabajo. Además de prohibir las puertas giratorias «como medida esencial de hixiene democrática. Para que persoas como Felipe González, como José María Aznar, e quen sabe se pronto tamén Mariano Rajoy, non rematen nas empresas eléctricas que se benefician desta estafa cidadadá».

Luis Villares recordó la importancia de Alcoa, una planta que aporta el 33% del PIB de toda la província de Lugo; y a la que el Partido Popular y el PSOE han dejado en la estacada. «A regulación do sector eléctrico supuxo grandes beneficios para empresas nas que agora están colocados ex presidentes do goberno facendo de lobbys, de forma absolutamente corrupta, para beneficiarse e beneficiar esas empresas en detrimento de toda a cidadanía. E iso pode dar lugar ao peche de Alcoa», denuncia Luis Villares.

Publicidad