Compartir

La Xunta está colaborando este año con un total de 39 Agrupaciones de Voluntarios de Protección Civil (AVPC) para prestar asistencia a los peregrinos que recorren el Camino de Santiago. Los voluntarios se ocupan, entre otras funciones, de patrullar las rutas que pasan por su término municipal y ayuntamientos limítrofes y atender a los caminantes por cuestiones propias de protección civil: ayuda personalizada, traslado de heridos o primeros auxilios.

Así lo explicó hoy el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, durante su visita a los miembros del Grupo de Emergencia Supramunicipal (GES) y de la AVPC de A Gudiña, que también colabora en esta iniciativa. En el acto estuvo acompañado por el alcalde, José María Lago.

Esta colaboración entre la Xunta y las agrupaciones de Protección Civil se realizaba inicialmente solo en los años Xacobeo. A partir de 2016, y dada la cada vez mayor afluencia de peregrinos, se decidió habilitar este plan de forma anual. Comenzó con 7 agrupaciones del Camino Portugués. Ahora ya llega a 39 y cubre también tramos del Camino Portugués y de la Vía de la Plata.

La Administración autonómica mantiene una colaboración constante y fluida con las agrupaciones de Protección Civil gallegas. Además de los convenios para prestar atención en el Camino de Santiago, también les cede equipación de emergencias, habilita líneas de ayuda para financiar su mantenimiento y les oferta formación a través de la Academia Gallega de Seguridad Pública (AGASP). De hecho, en los últimos años la Xunta les cedió distinto equipamiento de emergencias por valor de algo más de 12 millones de euros.

Colaboración con A Gudiña

La AVPC de A Gudiña recibió en los últimos años ayudas y equipamiento por valor de casi 80.000 euros. Además de las subvenciones económicas destinadas a sufragar sus gastos corrientes, también recibieron otros recursos como uno todo terreno, un esparcidor de sal, un remolque de emergencia o una tienda de campaña, entre otro material.