Compartir

La subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, -en la imagen- le pidió hoy a los conductores que circulan por las carreteras de la provincia que «extremen la prudencia y sean siempre respetuosos con los límites de velocidad, pues el exceso de velocidad es una de las principales causas de los accidentes de tráfico».

Isabel Rodríguez hizo este llamamiento después de presidir, esta mañana, el acto simbólico de cambio de la última señal que limita a 90 km/ h. la velocidad máxima a la que se podrá circular desde hoy en las carreteras convencionales de la provincia.

En el acto estuvo acompañada por el jefe provincial de Tráfico, Ángel Álvarez, así como por el jefe de la Unidad de Carreteras del Estado en la provincia, Eduardo Toba, y el jefe del subsector de Tráfico de la Guardia Civil, el capitán José Miguel Martínez

350 señales en la provincia

Para hacer efectiva la entrada en vigor del límite de velocidad a 90 fue necesario cambiar un total de 350 señales de tráfico en la provincia, 188 en vías pertenecientes a la Demarcación de Carreteras del Estado y 132 en la red de la que es titular la Xunta de Galicia.

En la red estatal se instalaron las señales con la nueva limitación de velocidad en distintos puntos de las carreteras N-642, N-640, N-634, N-VI, N-547, N-540 y de la N-120. Concretamente, se cambiaron 43 señales en la N-642, otras 31 en la N-634, 21 en la N-VI, 8 en la N-547, 46 en la N-540 y 39 en la N-120.