Compartir

La Consellería de Infraestructuras e Vivenda ejecuta obras de mejora del firme en la antigua carretera autonómica entre Escairón y Pesqueras -la LU-617-, en el municipio de O Saviñao, que contribuirán a proporcionar al vecindario de la zona y usuarios de la misma una red viaria cómoda y segura.

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, acompañado del alcalde de la localidad, Joaquín González, entre otros, visitaron las obras para las que la administración autonómica destina un presupuesto de 246.000 euros, que permitirán mejorar un total de siete kilómetros de esta vía, repartidos en dos tramos.

El primero de ellos, de 4,3 kilómetros, se sitúa entre los puntos kilométricos 17.100 –cruce de Vilatán– y el 21.415 –Pesqueras-, con obras ya en ejecución que se prolongarán las próximas dos semanas. La Xunta trabaja en la regeneración del pavimento, en aquellos puntos que presentan deterioro, con la aplicación de un doble tratamiento superficial bituminoso.

El segundo tramo, de 2,6 kilómetros, se sitúa entre los puntos kilométricos 13.700 –final de la travesía de Escairón– y el 16.300 en Vilar. Las actuaciones se ejecutarán a lo largo del mes de junio, de seguido a las previstas en el anterior tramo, se incluirán fresados localizados de la superficie, reposición del firme con mezcla bituminosa y extensión en todo el ancho de la calzada de un microaglomerado en frío.

Los trabajos se ejecutarán con cargo al contrato de conservación común y vialidad de la zona sur de la provincia, del que es adjudicatario la empresa Bascuas. Las tareas de conservación y explotación de carreteras tienen por objeto el mantenimiento del patrimonio viario en condiciones adecuadas, de manera que permita una circulación lo mas segura, cómoda y fluida posible

Publicidad