Un documento liga directamente Vilachá de Salvadur y Rozavales con el fenómeno Xacobeo

356
0
Compartir

El jueves, 25 de junio, la Asociación de Veciños/as de Vilachá de Salvadur, en A Pobra do Brollón, presentó ante la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural un informe técnico sobre el Camino de Invierno. Este informe incorpora nueva documentación histórica que acreditaría el paso del camino en el tramo de Quiroga a Monforte de Lemos, en su paso por Torbeo y Vilachá.

El informe, según indican desde la asociación, demuestra a partir de la documentación histórica medieval -tomada, principalmente, del Mosteiro de Montederramo y de San Vicente de O Pino- la existencia de un camino comercial ligado al vino. Este camino está documentado, cuando menos, desde el siglo XII. Y las bodegas medievales de Vilachá -incluidas en la candidatura de la Ribeira Sacra a la UNESCO- son prueba viva de la importante producción

Pero el gran descubrimiento fue el estudio toponímico y histórico de Rozavales, parroquia de Monforte de Lemos y lindante con Vilachá de Salvadur, que realizó Gonzalo Navaza, especialista en la materia. Rozavales es una alteración del topónimo Roncesvalles -inicio del Camino Francés y ligado a la leyenda de Carlo Magno– y fue impuesto por el rey Alfonso IX, el principal impulsor del Camino de Santiago en la Edad Media. Anteriormente el nombre era Santa María de Salvadur -topónimo que aún se conserva-.

Además, en la documentación del Tumbo de la Catedral de Santiago, se habla de la donación del rey Afonso IX de la iglesia de Salvadur a la orden del Hospital de Roncesvalles, una orden santiaguista de origen navarro encargada de dar auxilio, protección y acogida a los peregrinos.

No es raro, pues, que Elías Valiña -el Cura de O Cebreiro que en los años 70 del siglo XX comenzase la recuperación del camino pintando las famosas flechas amarillas- anotara en un trabajo de 1983: ‘Rozavales. Existe la tradición de un hospital de peregrinos’.

Por tanto, desde la asociación defienden que se demuestra dos de los principales criterios a la hora de delimitar el camino de invierno: la existencia de un camino medieval de frecuente uso y un documento que liga directamente Rozavales con el fenómeno Xacobeo.

La Asociación de Vilachá anuncia nuevas iniciativas. Por un lado, presentarán este informe a los ayuntamientos afectados: Ribas de Sil, A Pobra do Brollón y Monforte de Lemos, así como a la Diputación de Lugo. En paralelo, comenzarán na acción divulgativa por medio de las redes sociales e invitación a visitar Vilachá a distintos especialistas para conocer a pie de terreno este descubrimiento.

Con estos contactos se quiere conseguir dos objetivos: el reconocimiento de este tramo como el Camino de Invierno -sin menoscabo de la actual alternativa por el interior- y el estudio de posibles fórmulas que permitan el paso del Sil a la altura de A Covela a Barxa, que es el verdadero atranco actual.

Por último, la asociación subraya que este tramo es el único acreditado por el cual el Camino de Invierno cruzaría la Ribeira Sacra. De esta forma, podría convertirse en un verdadero activo turístico-cultural que une en uno mismo sitio dos fenómenos de alcance mundial.