Compartir

La Consellería de Infraestruturas e Mobilidade, a través de la Dirección Xeral de Mobilidade, viene de iniciar el proceso para la cesión de la Estación de Autobuses de Vilaba al Ayuntamiento, al tiempo que proyecta la instalación de una nueva parada de autobús en el exterior de esta instalación, que supondrá una inversión autonómica de 40.000 euros.

La Xunta y el Ayuntamiento de Vilalba acordaron iniciar la correspondiente tramitación para reversión de esta infraestructura a favor de la Administración local, propuesta que posibilitará el cierre de la misma como estación de autobús y permitirá el uso del edificio para otros fines municipales.

En este sentido, hace falta recordar que en la actualidad la estación de autobuses de Vilalba, aunque está abierta el público y sirve de base para los autobuses de transporte regular con parada en la villa, no esta funcionando como tal estación. El edificio está cerrado, tanto los locales comerciales, como la cafetería como la taquilla, y en el último verano se acrecentaron los actos vandálicos y el uso ilícito de los locales del mismo.

De este modo, y en el marco del tratado con el Ayuntamiento, el departamento de Mobilidade de la Xunta ha previsto iniciar la tramitación del correspondiente permiso municipal para acometer las obras necesarias para habilitar en el exterior de la terminal a nueva parada para la espera y recogida de los viajeros, para lo cual se prevé la instalaciones de dos marquesinas.

Con esta nueva parada se mantiene la prestación del servicio a los viajeros que utilizan actualmente las dársenas de la terminal de autobuses, que es muy escaso. Según los datos de la última campaña de aforos realizada en los meses de agosto y septiembre en la estación de Vilalba, el promedio diario de viajeros que suben o bajan del autobús es de 50 usuarios.