Alumnos del IES A Pinguela participan en un programa de educación ambiental en Viérnoles, Cantabria

1252
0

Alumnado de 2º ESO del IES A Pinguela viene de participar en Viérnoles -Cantabria- de un programa de educación ambiental que organizó el Ministerio de Educación. Compartieron actividades durante toda la semana con los del mismo nivel del IESO Ciudad de Luna de Huete (Cuenca), con los que crearon fuertes lazos de colaboración y amistad.

Aprendieron a analizar egagrópilas, el bollo que regurgitan ciertas aves como mochuelos y lechuzas para deshacerse de las partes de los roedores y otros pequeños animales que no son digeribles, como pelo y huesos. El alumnado consiguió recomponer el esqueleto de los animales que se formaban la egagrópila.

También aprendieron a identificar los árboles del entorno del centro de educación ambiental por sus hojas, pasaron unas horas en un supermercado inglés simulado con el que hicieron una excelente actividad de inmersión lingüística y aprendieron como actuar para vivir con menos plásticos en su vida. También analizaron la calidad de las aguas de los riachuelos del entorno de Viérnoles. Lo hicieron estudiando su flora y fauna, que primero descubrieron y después analizaron.

Recurrieron un tramo de Costa Quebrada y las Dunas de Liencres. Este Parque Natural se encuentra en la desembocadura del río Pas, siendo uno de los mayores campos de dunas del litoral cantábrico.  

Tuvieron tiempo para conocer Santander. Visitaron la península de la Magdalena, el Museo Marítimo del Cantábrico, patearon la ciudad y aún pudieron recorrer en barco la bahía de Santander hasta Pedreña y Somo.

Caminaron el sendero que lleva al Churrón de Borleña. Un entorno natural extraordinario con una vegetación propia de los bosques de ribera cántabros. Visitaron la «Cueva del Castillo«, visita guiada en la que pudieron ver sus galerías y las pinturas prehistoricas originales que alberga. Posteriormente, conocieron la preciosa villa de Santillana del Mar.

GALERÍA DE FOTOS: Haz clic sobre las imágenes para ampliarlas

Realizaron postales con motivos vegetales, como hojas, semillas, hierbas o similares. En pequeños grupos, fueron haciendo mediciones y elaborando gráficas de las variaciones meteorológicas de la semana. Un acercamiento a la climatología que seguro les sorprendió…

A punto de finalizar la semana en Viérnoles, el alumnado del programa puso a prueba su atención durante las actividades previas con un «Hall Escape» para dar con claves que permitieran abrir candados, encontrar pistas… para liberar a un científico del Centro de Educación Ambiental de Viérnoles, e impedir que unos malvados muy malvados consiguieran realizar un atentado medioambiental.

Un juego novedoso e interesante de inteligencia y cooperación que todos disfrutaron!. La última noche en Viérnoles fue de fiesta. Cantar, bailar, reírse y pasarlo bien fue la única norma.

Fueron días intensos de trabajo y de emociones que les permitieron a todos, profesores y alumnos, hacer nuevos amigos.

Publicidad