Compartir
Publicidad

Las calles Conde y da Estrella, en pleno Casco Histórico de Monforte, están totalmente renovadas, accesibles y sin barreras ‘gracias’ a los Gobiernos de la Diputación y ayuntamiento de Monforte de Lemos, que invirtieron conjuntamente 265.000 euros.

De esta cantidad, el organismo provincial acercó casi 200.000 y el municipio la restante parte. El presidente, Darío Campos Conde, y el alcalde, José Tomé Roca, supervisaron este viernes el final de los trabajos realizados en estas calles, que desde hoy vuelven a estar abiertas al tráfico.

Campos Conde explicó que «estamos satisfeitos de ver estes traballos rematados, pois eran obras moi demandadas polos veciños de Monforte, aos que dende Deputación e Concello escoitamos e respondemos, renovando, completamente, dúas rúas en pleno Casco Histórico, que agora son máis accesibles pola eliminación de barreiras arquitectónicas, que favorece a persoas con mobilidade reducida; e pola regularización do tráfico, que facilita aos veciños o acceso as súas vivendas e con maiores garantías de seguridade».

Trabajos ejecutados

En la Rúa do Conde, Diputación y Ayuntamiento mejoraron la accesibilidad a las viviendas y regularizaron las condiciones del tráfico, atendiendo a una demanda de los residentes, puesto que, debido a la estrechez de la calle y al estacionamiento irregular de vehículos, veían limitado el acceso a sus viviendas. Además, renovaron totalmente el pavimento. También rebajaron la calzada para el tráfico rodado en aquellas zonas en las que, por las condiciones de amplitud de la vía, debe coexistir el tráfico de vehículos y de peones.

En cuanto a la Rúa da Estrella, hace falta subrayar que se trata de una vía fundamental, pues comunica una de las arterias principales de la ciudad, como es Roberto Baamonde, con otra de las principales vías de entrada y salida de Monforte, como es Benito Vicetto. Los trabajos consistieron en la renovación integral de la vía, incluyendo las aceras y la calzada. Se procedió a la colocación de un nuevo bordillo, manteniendo y regularizando la alienación existente, y se colocaron las nuevas baldosas con un nuevo tipo de plaquetas, similar al que ya existe en otras calles, para mantener una cierta uniformidad de la imagen de la ciudad.

Finalmente, se dotó a la calzada de una capa de aglomerado en caliente, adhiriéndola a la capa de hormigón existente con un arroyo ligante. De este modo, se eliminaron las deformaciones que existían, quedando un nuevo firme regularizado.

Por otra parte, se señalizó una zona de carga y descarga en la plaza donde se bifurca la Rúa da Estrella con Doctor Fleming. Asimismo, se construyó un badén con paso de cebra, para facilitar el paso de personas. Las aceras también llevarán árboles ornamentales para sombra en ambas orillas.