La Consellería de Medio Rural viene de poner en marcha 26 proyectos de trabajos forestales en la provincia de Lugo, que suponen limpiar, acondicionar o reforestar más de 200 montes en la provincia. Todos ellos son propiedad de particulares, pero han firmado un convenio de gestión con la Consellería de Medio Rural. La mayor parte de los montes pertenecen a comunidades vecinales o de montes al contado común.

El delegado territorial de Lugo, José Manuel Balseiro, explicó hoy en rueda de prensa los pormenores de estos proyectos, en los que la Xunta invierte 3 millones de euros (en concreto, 2.972.427,30 euros), y que suman alrededor de 1.700 hectáreas distribuidas en 37 ayuntamientos de la provincia. Todas las obras están en marcha -dieron comienzo en el mes de octubre- y los trabajos se extenderán a lo largo del año 2018.

Balseiro afirmó que «coa aplicación das técnicas silvícolas axeitadas, a Xunta procura a valorización do monte galego para que sexa un activo de importancia para os seus propietarios, produtor de rendas e servizos, ao tempo que mellora e consolida a estrutura forestal da provincia».

En los más de 200 montes sobre los que se va a actuar se realizarán trabajos silvícolas como desbroces, rareos, podas o tratamientos fitosanitarios. Igualmente, se ejecutarán proyectos de ordenación y de recuperación forestal, especialmente en los montes dañados, que se vieron afectados por fuegos, plagas y otras circunstancias.

El delegado puso de manifiesto el «esforzo orzamentario así como de recursos humanos e de tempo» que conllevan estas actuaciones, que se programan todos los años -señaló- «porque cremos no potencial forestal desta provincia e porque sabemos que ter os montes en boas condicións é un valor á hora de evitar ou reducir os danos que provocan os incendios»

En la misma línea, indicó que los objetivos fundamentales de las actuaciones de silvicultura son reducir el riesgo de incendios al eliminar combustible vegetal y maleza, mejorar la producción de maderas de calidad y consolidar aprovechamientos forestales complementarios y, por último, crear empleo y riqueza en medio rural a través de esta actividad.

Al respeto, destacó que de los cerca de 3 millones de euros, la cuantía más numerosa (1.830.285 euros) se distribuye en un macroproyecto que afectará a los montes de las sierras orientales: la zona sur y comarcas de los Ancares y A Fonsagrada.

«Estes investimentos son unha proba máis de que a Xunta traballa intensamente para manter nas mellores condicións posibles os montes da provincia», aseguró Balseiro, al tiempo que pidió «tolerancia cero con quen planta lume no monte intencionadamente, para erradicar esta lacra que tanto nos prexudica económica e socialmente».

Publicidad